¡Que la Navidad no te salga cara!

Que estas fiestas son época de mucho consumo es una verdad incuestionable, casi de Perogrullo, y que la Navidad no te salga cara es prácticamente una misión imposible. Estas fechas invitan a la felicidad y la celebración, y la celebración conlleva unos gastos evidentes. Conviene controlarlos si no queremos que tanta alegría nos salga cara y acabe por convertirse en disgusto. Ahí van algunos consejos prácticos, sino para evitar, sí al menos para paliar los excesos consumistas navideños.

Que no te salga cara la Navidad

1. Confecciona un presupuesto previo, razonable y realista al cual atenerse a la hora de iniciar las compras. No hay que comprar sin ton ni son, guiados por la euforia de la felicidad, por la tradición de los regalos y con los argumentos comerciales que nos facilitan las estrategias publicitarias; sino con rigor y sentido común, respetando nuestros hábitos de consumo del resto del año y calibrando tanto nuestras posibilidades como nuestros gustos reales. Es fácil dejarse influir por el consumismo imperante y los impactos comerciales, y este es el primer reto a superar. Hay que comprar únicamente aquello que se necesita, y para ello es muy útil hacerse una lista cerrada de la compra.

2. Comprar los productos típicos de esta época del año con anticipación supone un ahorro considerable, ya que los precios se disparan en las compras de última hora y aunque hay muchos productos alimentarios propios de estas fechas, es importante adquirirlos con mesura. No por ser Navidad hay que comprar el doble

3. El reciclaje culinario es muy útil para ahorrar en la cocina. No es necesario lucirse en cada comida y todos los días de la Navidad. Es habitual que sobre mucha comida en cada reunión, y hay género perfectamente aprovechable para otros encuentros. Desechar las sobras es uno de los excesos más habituales de estas fechas y supone el gasto más absurdo de todos. Y por lo general también el más abultado. A parte de otras valoraciones de corte moral. Tirar comida en los tiempos que corren es bastante reprobable.

También conviene recordar que una Navidad no es menos Navidad si falta algún ingrediente habitual, que siempre sube de precio de forma desmesurada en estas fechas (cordero, marisco, piña, etc.). En tiempos difíciles como los actuales, bien puede optarse por un consumo alternativo, que será mucho más barato y no por eso menos bueno. Un precio alto no garantiza la calidad.

4. Los juguetes son el producto estrella de la Navidad, pero hay que tener cuidado. Son muchas las imitaciones de mala calidad que se comercializan en estas fechas. Y en este sentido el fraude puede ser doble: que las vendan al mismo precio que el original siendo una falsificación y que la calidad sea ínfima. Es recomendable comprobar que lleven marcado CE – Conformidad Europea: es el testimonio del fabricante de que su producto cumple los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad-, y que se encuentre indicada la edad a la que va dirigido el producto. Además de la seguridad del producto y la edad del menor, hay que atender a los valores y capacidades que el niño puede llegar a desarrollar con su uso. En este último aspecto hay que apelar al sentido común y a la responsabilidad de los padres, ya que cada caso es diferente; pero no conviene restarle importancia al ocio educativo.

5. Las mascotas no son juguetes. Son una responsabilidad para toda la vida, y hay que valorar muy seriamente el convencimiento de que ésta puede ser y quiere ser asumida por la persona que recibe el animal como presente.

6. Otros gastos que pueden minimizarse notablemente son los que suelen invertirse en decoración y adornos navideños. Los adornos del año pasado son perfectamente válidos para este. Y sino decorar con materiales reciclados es la opción más sensata desde el punto de vista medioambiental y la más barata desde el económico. En internet existen muchos ejemplos de adornos caseros, es el caso de  www.pequeocio.com que une la diversión de hacer adornos navideños con los más pequeños, con el espíritu responsable del ahorro con estilo.

En www.pequeocio.com nos enseñan a hacer adornos caseros y divertidos

En www.pequeocio.com nos enseñan a hacer adornos caseros y divertidos

7. Además, también puede reducirse el consumo eléctrico con adornos luminosos de bajo consumo. Y sin abandonar los consejos ecológicos, las felicitaciones virtuales por correo electrónico son mucho más baratas y no consumen papel, como por ejemplo las que podemos encontrar en Shoshan.cl.

Felicitaciones navideñas animadas

Felicitaciones navideñas animadas

También podemos divertirnos haciendo felicitaciones navideñas personalizables con fotos de la familia, como las que podemos realizar en www.cardfunk.com .

En cardfunk.com toda la familia se divertirá haciendo sus felicitaciones navideñas

En cardfunk.com toda la familia se divertirá haciendo sus felicitaciones navideñas

En estas fiestas navideñas, los pequeños nos dan una buena lección de responsabilidad y planificación haciendo su carta a Papá Noel o la carta a los Reyes Magos. Podemos hacerlo de la forma tradicional o con los nuevos formatos virtuales como los de www.navidadessorprendentes.com. No olvidemos tampoco visitar el taller de Papá Noel en directo para ver cómo prepara todos los regalos de los niños. También las nuevas tecnologías nos ayudan a visitar su ciudad y su taller sin necesidad de ir a Laponia en http://santaclauslive.com/en/.

 

Visita en directo la casa y la ciudad de Papá Noel en Santaclauslive

Visita en directo la casa y la ciudad de Papá Noel en Santaclauslive

 

Comprar por comprar es un error muy caro. La Navidad puede ser igual o más feliz con un consumo responsable y con un poco de  imaginación.

¡Feliz Navidad!

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 6 =


Check Also

Dinero fiat, dinero que ya no es oro

Históricamente el oro y la plata eran los ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"