5 claves para educar a los hijos en el ahorro

Actualmente vivimos en una sociedad consumista y desde pequeños los niños reciben mensajes del entorno que les rodea despertando su afán por poseer lo último en juguetes.  Los valores positivos sobre la economía familiar se inculcan a los chavales desde pequeños y nosotros, como padres, tenemos la responsabilidad de educarles para que prediquen con nuestro ejemplo. Te contamos todo sobre cómo educar a los hijos en el ahorro.

La importancia de educar a los hijos en el ahorro

Educar a los hijos en el ahorro es importante por varias razones:

  1. Desarrollo de habilidades financieras: el ahorro es una habilidad fundamental en la gestión financiera. Enseñar a los hijos a ahorrar les proporciona una base sólida para tomar decisiones financieras responsables en el futuro.
  2. Preparación para la vida adulta: a medida que los niños crecen, necesitarán aprender a manejar su propio dinero. La educación en el ahorro les proporciona las herramientas necesarias para administrar sus finanzas de manera efectiva cuando sean adultos.
  3. Prevención del endeudamiento excesivo: el hábito del ahorro puede ayudar a prevenir el endeudamiento excesivo en el futuro. Al aprender a priorizar el ahorro y a diferenciar entre necesidades y deseos, los niños están mejor equipados para evitar caer en deudas innecesarias más adelante.
  4. Resiliencia financiera: el ahorro les brinda a los niños una red de seguridad financiera. Aprender a ahorrar les ayuda a estar preparados para enfrentar imprevistos y a tener la capacidad de superar tiempos difíciles con menos estrés financiero.
  5. Fomento de la autonomía: el ahorro les da a los niños un sentido de independencia y autonomía financiera. Cuando tienen sus propios ahorros, pueden tomar decisiones sobre cómo gastar su dinero y alcanzar sus metas sin depender exclusivamente de sus padres.
  6. Creación de hábitos saludables: inculcar el hábito del ahorro desde una edad temprana ayuda a establecer patrones de comportamiento saludables que pueden perdurar toda la vida. Los niños que aprenden a ahorrar desde pequeños tienen más probabilidades de mantener hábitos financieros positivos en la adultez.

Educar a los hijos en el ahorro

Veamos cinco buenas maneras para educar a los más pequeños en el ahorro:

  1. Una buena idea es regalarles una hucha para que desde pequeños se habitúen al ahorro. Convertir alguna tarea doméstica en un reto para el niño y premiarlo con una moneda para su hucha sirve para potenciar el valor del trabajo y, a su vez, el ahorro.
  2. Sin embargo, no es suficiente confiar en que sigan el ejemplo de sus padres, por lo que es necesario hablar con ellos y explicarles  cómo funciona el dinero. Hay que hacerles entender que sus padres reciben un dinero mensual por trabajar y que ese dinero tiene que ser empleado para pagar cosas importantes como la casa, el coche, el colegio, la comida, etc.
    No hay que esperar a una ocasión especial para hablar con el niño sobre el ahorro. La vida está llena de oportunidades para formar a tu hijo en un buen ahorrador para el día de mañana. Qué mejor momento para explicarles el ahorro y los gastos que ayudándonos a hacer la lista de la compra, acompañándonos al supermercado, mirando las facturas del agua y de la luz…
  3. Tus hijos aprenderán el valor del dinero si les permites manejar el suyo.  Una fórmula para  conseguirlo es asignarles una paga semanal, de acuerdo a su edad y necesidades. De esta manera, será el propio niño el responsable de organizarse y gastar en lo necesario, estableciendo un orden de prioridades. Entenderá así las explicaciones de sus padres sobre la gestión del dinero mensual que reciben en sus trabajos.
  4. Los caprichos casi diarios de los más pequeños pueden resultar de gran utilidad para fomentar el ahorro. Fijar un juguete o una excursión como recompensa puede convencer al niño a destinar parte de su paga para tal fin. Nada más beneficioso para la autoestima del niño que ver cómo crecen sus ahorros y consigue finalmente su tan anhelado objetivo.
  5. También es recomendable concienciar a los hijos sobre los perjuicios del consumismo excesivo y enseñarles a entender el sentido de la publicidad. En definitiva, se trata de fomentar en los hijos un consumo responsable, mostrándoles la variedad de marcas del mismo producto y haciéndoles ver la diferencia de precios existente entre ellos.
Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Ahorro

Comments are closed.

Check Also

Educación económica básica en la web del Banco de España

La educación económica es un tema recurrente en ...

Economía en Cine & Libros

sangre_y_dinero
pombo