Rebajas de verano: bajan los precios, no tus derechos

Han llegado las rebajas de verano, y como cada año salimos a la caza del chollo. Aquel producto deseado que, una vez rebajado, nos podemos permitir. Pero hay algo que conviene recordar, y que ya casi es un eslogan preventivo de la OCU: en rebajas bajan los precios, pero no nuestros derechos.

En las rebajas se reducen los precios, pero nunca nuestros derechos.

De modo que desde la organización de consumidores nos ofrecen un decálogo de consejos para evitar problemas en las rebajas, y que nuestras compras sean realmente ventajosas y no nos provoquen un disgusto o acaben saliéndonos caras. Veamos cuáles son.

Lo primero es comprobar que los productos rebajados han formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos, un mes, y que el precio de oferta está rebajado respecto al que tuvo antes. Y es que, y esta es una segunda indicación, todos objetos deben mostrar, junto al rebajado,  su precio original, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.

Igual garantía

En tercer lugar, hay que saber que la calidad de los productos rebajados no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados. No se trata de saldar stock defectuoso, sino de abaratar precios de material en condiciones. Y por eso, cuarta advertencia, la garantía y el servicio post venta debe ser igual que si se hubiera comprado el producto antes de las rebajas.

A veces, se establecen condiciones especiales para el periodo de rebajas. Limitaciones en el medio de pago o en las devoluciones, por ejemplo. En estos casos, los establecimientos están obligados a indicarlo expresamente.

Conservar el tique de compra es siempre fundamental. Ya sea para reclamar, cambiar o devolver, si no tenemos el comprobante de la compra no podremos exigir ninguna de estas operaciones. Y esto es algo que no solo hay que tener en cuenta en periodo de rebajas. Además, una vez adquirido un producto, si éste está en buen estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo. Por eso es importante no precipitarse y estar seguros de que compramos aquello que queremos, y no impulsivamente algo rebajado que no necesitábamos.

Las rebajas también pueden aprovecharse online. Y en este caso, debemos tener en cuenta que tenemos 14 días naturales para devolver tu compra si no nos convence.

En rebajas sigue siendo válido el consejo de comparar antes de comprar, pues no todos los comercios rebajan igual. Y desde luego, nunca te dejes llevar por la compulsión consumista. Aunque esté barato, si no lo necesitas te sale caro. Compra solo lo que realmente querías comprar. Y recuerda, si no encuentras nada esta vez, en enero volverán las rebajas.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Consumo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Ingreso Mínimo Vital 2024: ¿qué es, cómo solicitarlo y a quién beneficia?

El ingreso mínimo vital (IMV) fue hace cuatro ...

Economía en Cine & Libros

pombo