Día mundial del ahorro, una jornada para la concienciación

El ahorro es un concepto básico para la economía doméstica que debe inculcarse cuanto antes mejor en los más jóvenes, pues de él depende en buena parte nuestra salud financiera y nuestro estado del bienestar a lo largo de la vida adulta. Y es precisamente esa cultura del ahorro la que se reivindica el 31 de octubre de cada año en el Día Mundial del Ahorro, con la intención de concienciar a la población de la importancia de hacerlo y de las consecuencias positivas que ello implica.

El 31 de octubre es el Día Mundial del Ahorro.

Este día se celebra desde 1924, aunque no era exactamente el mismo concepto. Fue entonces cuando se realizó el Primer Congreso del Ahorro en Milán (Italia), donde se reunieron delegados de diversos países para tratar temas relacionados con la organización y legislación de las Cajas de Ahorro. Las sesiones finalizaron el 31 de octubre, día en que el profesor Filippo Ravizza decidió instituir como el Día Universal del Ahorro.

Mejor nivel de vida

Y aunque esa fecha se ha institucionalizado como efeméride ahorrativa, lo cierto es que antes ya se había celebrado en España un día nacional dedicado al ahorro, por lo que se decidió unificar el criterio de la jornada reivindicativa para convertirla en un acto de alcance mundial donde se promoviera el ahorro como mecanismo para alcanzar un mejor nivel de vida.

La definición de ahorro es esa parte de nuestros ingresos que no destinamos al consumo inmediato sino a otros fines o planes futuros. Y es que el hábito de  ahorrar nos sirve para solventar dificultades económicas, emergencias imprevistas o para materializar algún sueño sin necesidad de adquirir una deuda. Pero sobre todo, el ahorro nos proporciona una cierta seguridad y/o tranquilidad económica.

Las Cajas de Ahorro, entidades bancarias y otras instituciones financieras de diversos países celebran este día con coloquios, entrevistas, consejos sobre planificación, charlas educativas y mensajes a través de redes sociales. Todo suma y es necesario para fomentar la cultura del ahorro. Eso sí, no perdamos la perspectiva y recordemos la máxima popular: “Ahorra para vivir, no vivas para ahorrar».

Una jornada, por cierto, que paradójicamente coincide con la noche de Halloween, una fecha festiva marcada por su carácter consumista. Curiosidades del calendario que invitan a la reflexión.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Ahorro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Educación económica básica en la web del Banco de España

La educación económica es un tema recurrente en ...

Economía en Cine & Libros

Money Academy
sangre_y_dinero
pombo