Consejos para aprovechar el Black Friday sin derrochar

El próximo viernes día 24 de noviembre es el Black Friday, una fecha consolidada internacionalmente como una de las de mayor consumo comercial del año, y que oficiosamente se ha convertido en algo así como el pistoletazo de salida a la campaña de las ventas navideñas. Una jornada que se caracteriza especialmente por las significativas rebajas que ofertan los comercios para animar al consumo masivo del público. Y por ello conviene ser prudente y no dejarse llevar por los impulsos consumistas, que a menudo acaban saliéndonos caros. Por eso, desde la OCU, nos ofrecen algunos consejos para aprovechar, sin derrochar, las oportunidades del Black Friday.   

El viernes 24 de noviembre se celebra el Black Friday 2023.

En primer lugar, y antes de cualquier otra consideración, debes saber que si no lo necesitas, si no lo deseabas, pero lo compras porque está barato, sea lo que sea, y al precio que sea, te ha salido caro. Antes de salir de comprar, o de conectarte, haz una lista de lo que quieres.

A partir de ahí, hay una serie de iniciativas muy recomendables. Una de ellas es poco menos que un axioma: Comparar es ahorrar. Y es que no es extraño encontrar el mismo producto a precios muy diferentes según donde lo vendan. Y además, también es importante valorar la relación calidad/precio, pues un producto mejor puede ser más barato aunque cueste algo más si su calidad es superior.

Información visible

En las rebajas, de cualquier tipo y en cualquier campaña, el precio rebajado siempre tiene que estar junto al precio original o al porcentaje de la rebaja. O las dos cosas. De modo que podremos comprobar si realmente la oferta es suculenta.  Y por supuesto, hay que tener muy en cuenta que en rebajas las garantías de los productos comprados deben ser las mismas que en cualquier otro momento. La reducción del precio no afecta a la garantía del producto adquirido. Eso sí, las devoluciones son obligatorias solo cuando el producto tiene defecto de fábrica. Y para poder reclamar, debes conservar siempre el tique o la factura. Y si durante la campaña de rebajas el comercio cambia sus políticas de devolución o de pago, este cambio debe estar anunciado y visible, para que el cliente lo sepa antes de consumir.

La rebaja de un producto no puede responder a una merma de la calidad. No pagas menos porque sea un artículo defectuoso, sino porque está de oferta. La calidad debe ser la misma que antes de la rebaja.

Y por supuesto, todos los comercios tienen la obligación de tener a disposición de los clientes la hoja de reclamaciones. Deberás rellenar 3 copias: una para ti, otra para ellos y una tercera que deberás presentar en la Oficina de Consumo.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Consumo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Educación económica básica en la web del Banco de España

La educación económica es un tema recurrente en ...

Economía en Cine & Libros

sangre_y_dinero
pombo