¿Cuánto cuesta ir a la universidad? Las carreras más caras y baratas

El coste de la educación superior condiciona la economía doméstica de muchas familias, que hacen enormes esfuerzos para poder costear los estudios universitarios a sus hijos. Además, el precio final de estos estudios varía si es un centro público o privado, según la comunidad autónoma donde se ubique, y también en función de la carrera escogida. De modo que intentemos aclarar en lo posible, ¿cuánto cuesta ir a la universidad?

El precio del crédito

El coste de la matrícula es el principal y mayor coste de los estudios universitarios, y se obtiene multiplicando el número de créditos en los que el estudiante se matricula por el coste de dichos créditos. Esta es la mejor manera de saber cuánto cuesta ir a la universidad. Y aunque cambie según los estudios, lo más normal es que en cada año de la carrera se cursen unos 60 créditos.

Estos créditos variarán de precio según las carreras. Las más caras son las que tienen un mayor grado de “experimentalidad”. Y estas suelen ser las ingenierías o las de ciencias de la salud, ya que requieren más materiales, equipos e  instalaciones técnicas para las prácticas, y eso supone un gasto adicional para la universidad. Por el contrario, las carreras de humanidades, así como derecho y económicas, suelen ofrecer los precios más bajos por crédito. En las universidades públicas los precios de los créditos se publican cada año para favorecer el cálculo de los ciudadanos de cuánto cuesta ir a la universidad.

¿Cuánto cuesta ir a la universidad?

Por otra parte, conviene recordar que suspender sale caro. Y no porque el alumno no apto deba volver a pagar el crédito suspendido, sino porque ya no vale como la primera vez. Así que cuando un estudiante se pregunta cuánto cuesta ir a la universidad, debe tener en cuenta que la cifra se refiere a los casos en que se aprueba. Repetir puede suponer doblar el precio de un crédito, y un cuarto intento, por ejemplo, puede disparar el coste hasta seis veces más que el precio original. 

Coste por comunidades

Esos créditos variarán, no solo en función de loos estudios, sino también deuna comunidad autónoma a otra. Y no es una diferencia insignificante, ni mucho menos. La media nacional va de un coste mínimo de 754€ de matrícula anual a uno máximo de 1.107€. Así, hay comunidades en cuyas universidades públicas las matrículas pueden llegar a los 1.361€ (es el caso de La Rioja) o los 1.339€ (Castilla y León). En cambio hay otras, como Galicia o Canarias, en que los precios no superan los 900€. Entre las que tienen los precios más baratos, con un coste inferior a los 600€ en los estudios de menor coste, están las universidades de Extremadura, Asturias, Cantabria o las mencionadas Galicia y Canarias.

Todas estas cifras se refieren a instituciones públicas. Las privadas son siempre más caras, y la información deberá recabarse en cada una de ellas.

Becas y ayudas

Los estudios universitarios pueden no ser para todos los bolsillos, pero para eso están las becas y las ayudas oficiales, que se convocan cada año para todo tipo de estudios académicos. Al nivel que nos ocupa, el Ministerio de Educación cada año convoca becas para estudios universitarios, y estas pueden consultarse en la web oficial del Gobierno. 

Unas becas que no solo cubren las matrículas, ya que cuando calculamos cuánto cuesta ir a la universidad, no solo hay que pensar en pagar los créditos, sino también en el transporte, el material necesario según los estudios escogidos, e incluso el alojamiento y la manutención cuando el estudiante ha tenido que salir de casa para ir a estudiar.

Y por cierto, la excelencia académica también ayuda a abaratar costes. Los estudiantes que vayan a empezar en la universidad y consigan Matrícula de Honor Global o el Premio Extraordinario de Bachillerato, pueden conseguir la matrícula gratis en la mayoría de las universidades. Una beca que supone no pagar los créditos del primer curso. Un ahorro considerable.

¿Cuánto cuesta ir a la universidad privada?

La pregunta no tiene una respuesta global, pues cada una puede estipular los precios de sus créditos, y los costes pueden oscilar mucho de una a otra. Eso sí, lo que es un hecho es que estudiar en un centro privado es siempre más caro que hacerlo en uno público.

De hecho, para los estudiantes de universidades privadas, existen diversas opciones de préstamos educativos que pueden ayudar a cubrir los costos del curso académico, la totalidad de la carrera, la manutención y otros gastos relacionados con los estudios. A diferencia de las becas o ayudas económicas, estos préstamos deben ser devueltos en su totalidad, siguiendo las condiciones establecidas, de manera similar a cualquier otro tipo de crédito.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Economía Doméstica

Check Also

Préstamos verdes para proyectos o iniciativas sostenibles

La sostenibilidad es un concepto socioeconómico cada vez ...

Economía en Cine & Libros

Money Academy
sangre_y_dinero
pombo