Consejos para que las Navidades no te salgan caras

Llega la Navidad, y con ella la felicidad y las compras que la certifican. Es la época del consumo por excelencia. Uno de los meses del año en los que más gastan las familias, y conviene ser precavido para que la Navidad no nos salga cara. Así que desde Domestica Tu Economía te ofrecemos algunos consejos para optimizar las compras en estas fechas.

Se puede comprar en Navidad sin que nos salga excesivamente caro

El primero de los consejos es primordial. Hay que anticiparse. Las compras de Navidad no deben hacerse en Navidad cuando los precios son, digámoslo así, navideños. O sea, carísimos. Hay muchas cosas –los regalos entre ellos- que pueden comprarse con meses de antelación, y no solo nos aseguramos de que quedarán existencias y podremos comprar lo que queramos y no lo que quede, sino que además serán más baratos.

La antelación, además, lleva implícita la planificación, que debe traducirse en una lista cerrada de adquisiciones. Esa es la mejor manera de evitar la compra por impulso, que es la peor de las opciones si quieres respetar un presupuesto. La improvisación es muy peligrosa, porque el entusiasmo de las fiestas y las tentaciones comerciales suelen llevarnos a una euforia consumista que sale muy cara.

Comparar precios es también un buen consejo. Todos los comercios aumentan los precios en Navidad, pero siempre hay oscilaciones y conviene saber dónde nos ofrecen la mejor relación calidad-precio. Si nos conformamos con la primera opción es probable que paguemos caro.

Decoración navideña

Antes de gastar un dineral en adornos navideños no está mal pensar en reutilizar. Son productos que no caducan de un año para otro, y una simple distribución hogareña diferente a la de las pasadas Navidades puede ser efectiva y más barata que comprarlo todo nuevo. Y otra idea, en este sentido, es intercambiar los motivos de decoración navideña con los amigos. Otra manera de ambientar la casa con material nuevo sin asumir gasto alguno.

El dinero de plástico también es dinero. Es decir, aunque pagues con tarjeta de crédito, y no disminuya tu presupuesto en metálico de manera inmediata, no significa que te lo regalen. Y lo que es peor, cuando te llegue el cargo de la tarjeta a tu cuenta coincidirá (al menos en parte si lo tienes contratado en diferentes plazos), lo hará en plena cuesta de enero, cuando pagar es poco menos que un castigo.

Compras online

Desde luego la compras online son una opción, pues a menudo son más cómodas y más baratas, pero hay que tener en cuenta la saturación comercial de estas fechas. No sería extraño que el objeto comprado acumule retrasos y, por ejemplo, nos llegue después de Reyes, estropeando la sorpresa y, lo que es peor, obligándonos tal vez a hacer una compra extra y de emergencia para suplir la falta. Conviene por lo tanto aplicar el primer consejo de la lista, y comprar con antelación suficiente aunque sea por internet.

Un consejo comprometido social y medioambientalmente para acabar. Los adornos o regalos sostenibles son una magnífica opción, y la oferta es cada vez mayor. También hay comercios solidarios con ofertas que ayudaran a llevar la Navidad a quien no tiene con qué celebrarlas. Vale la pena implicarse. Ayudar es el verdadero espíritu de la Navidad.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

El ahorro por precaución puede frenar la reactivación económica

Los ciudadanos ahorran más que nunca desde que ...

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix