Cómo declarar las ventas de segunda mano

El mercado de segunda mano está en auge. La actividad ha crecido mucho y, aunque son muchos los particulares que utilizan las plataformas online para comprar o vender algunos artículos por necesidad y comodidad, también los hay que utilizan esta vía para hacer negocios. Por ello, Hacienda ha decidido tomar medidas. Veamos cómo declarar las ventas de segunda mano. Y quién y cuándo hay que hacerlo.

declarar ventas segunda mano
Hay que declarar en la renta las ventas de segunda mano a partir de 2.000 euros anuales.

La Agencia Tributaria ha puesto el foco en el mercado de segunda mano porque cada vez se mueve más dinero, y son muchos que esconden un negocio tras el aparente formato de transacción entre particulares. Y para garantizar el control fiscal sobre este tipo de operaciones en las plataformas digitales, Hacienda ha hecho recaer la responsabilidad en las compañías, de modo que éstas informarán a la administración de los movimientos y toda iniciativa de compraventa estará controlada y sujeta a sus obligaciones fiscales.

Ahora bien, eso no quiere decir que tenga que declarar en mi IRPF la venta de unos pantalones o unos zapatos, si son operaciones aisladas. Ni las plataformas tendrán la obligación de informar a esos niveles. Es el negocio lo que persigue Hacienda. Así, páginas como Wallapop, Vinted, o incluso eBay o AirBnB, deben reportar las actividades de los usuarios que hagan más de treinta operaciones de venta en un año, o que ingreses en ese mismo periodo más de 2.000 euros. Estos son los límites establecidos por la AEAT para marcar la obligatoriedad de declarar los ingresos.

Quién informa y quien declara

La nueva norma fiscal obligará a las plataformas de compraventa online a ser ellas las que proporcionen la información a las administraciones competentes, que no son otras que las autoridades tributarias. Administraciones que incluso podrán compartir la información con el resto de estados miembros de la Unión Europea.

En cambio, quienes están obligados a declarar sus ingresos en la renta son los contribuyentes, siempre que hayan superado los mínimos antes apuntados. Y de no hacerlo, Hacienda podrá hacer una paralela y, en caso que procesa, sancionar a quien no haya declarado los ingresos registrados.

Datos requeridos por las plataformas para informar

 Tal y como hemos referido anteriormente, son las mismas plataformas digitales las que deben informar a Hacienda de los casos que deben declarar, y para ello solicitarán a sus usuarios una serie de datos.

En el caso de las personas físicas o usuarios individuales, la plataforma solicitará:

  • Nombre y apellidos.
  • Dirección principal.
  • Número de identificación fiscal.
  • Número de identificación a efectos del impuesto sobre el valor añadido o análogo.
  • Fecha y lugar de nacimiento.
  • Cuenta corriente utilizada en la actividad.
  • Cantidades ingresadas y número de transacciones ya realizadas.
  • Tributos o retenciones ya aplicados.

Si quien vende es una empresa, los datos requeridos serán:

  • Razón social.
  • Dirección principal.
  • Número de identificación fiscal.
  • Número de identificación a efectos del impuesto sobre el valor añadido o análogo.
  • Número de registro de la empresa.
  • Identificación de los establecimientos permanentes desde los cuales se ejercen las operaciones en la Unión Europea, indicando asimismo el estado miembro en que se ubique cada uno de ellos.
  • Cuenta corriente utilizada en la actividad.
  • Cantidades ingresadas y número de transacciones ya realizadas.
  • Tributos o retenciones ya aplicados.

En esta campaña de renta es la primera en la que hay que declarar las ventas de segunda mano, y por ello las plataformas han tenido que recoger y verificar la información de sus usuarios antes de enviársela a la Agencia Tributaria. Y en los casos en los que un contribuyente se haya negado, las plataformas deben bloquear sus cuentas e impedir que sigan utilizando sus servicios. Y además puede provocar que Hacienda le abra un expediente y una inspección.

Bizum también debe declararse

El Bizum se ha convertido en uno de los medios de pago más utilizados en España. Y aunque suele utilizarse mayoritariamente para realizar pagos colectivos de importes pequeños o ingresar pequeñas cantidades, también hay quién lo utiliza a modo de transferencia comercial e incluso como medio de cobro a clientes.

Hacienda no persigue esas actividades relacionadas con la comodidad social, sino los ingresos elevados o reiterados, que son aquellos que sí deben declararse. Y no hacerlo, puede implicar una paralela y una sanción tributaria. Y es que Hacienda siempre tiene la información de los movimientos en las cuentas bancarias cuando son de cierta importancia, sea cual sea el método utilizado para realizarlos.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Actualidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Diferencias entre tarjeta de crédito y de débito

Todos llevamos en la cartera alguna tarjeta bancaria. ...

Economía en Cine & Libros

pombo