Los riesgos de no pedir copia cuando pagas una compra con la tarjeta

El dinero en metálico está en declive. El pago con tarjeta, y más concretamente a través del sistema contactless, se ha convertido en el medio preferido del usuario español a la hora de comprar. Y por eso es cada vez más habitual que nos pregunte cada compra que hacemos si “¿quiere copia?”. Y la respuesta más responsable es sí, la que ofrece más seguridad, aunque hay otras maneras de llevar el control de nuestros gastos. Veamos cuáles.

Cuando realizamos un pago con tarjeta, incluso cuando ésta está integrada en el móvil, el datafono o dispositivo TPV emite un pequeño resguardo, popularmente conocido como «copia», donde se recoge este movimiento.

El primer resguardo es parea el comercio, que a nosotros nos entregará el ticket de compra. Pero el terminal permite que el cliente elija entre solicitar su copia, o no, de la operación de pago. Y lo más cauto es pedirlo. Veamos por qué.

Es cierto que se nos ha inculcado el respeto al medioambiente utilizando lo menos posible la impresión sobre papel, pero en este caso esa es la forma más rápida de comprobar que se nos ha cargado en cuenta la cantidad correcta, que debe coincidir con la que marca el ticket. Sobre todo ahora que el sistema contactless provoca que muchas veces no lleguemos siquiera a mirar la pantalla, puesto que por cantidades inferiores a 50€ el TPV no nos pedirá el PIN.

En cualquier caso, si preferimos no generar papel o no acumular resguardos en la cartera, es igualmente efectivo solicitar al trabajador del establecimiento que te muestre la pantalla del dispositivo con la cuantía antes de hacer contactless o meter la tarjeta y el PIN.

Así, en este sentido, y para evitar posibles estafas a través de los pagos contactless, el Banco de España hace una serie de recomendaciones a los consumidores.

Recomendaciones

En primer lugar, una vez se procede al pago, revisar siempre la cuantía de dinero que figura en la pantalla. Después, en caso de guardar el ticket de compra del comercio, identifica si el importe que se ha cargado en la tarjeta coincide con el de la propia compra. Además, este se puede pedir de forma electrónica.

Es también muy conveniente verificar los cargos de la tarjeta en la cuenta para controlar de manera periódica los gastos que se realizan.

Y por último, desde la entidad financiera recomiendan que cada usuario contacte con su banco para ver si existe la posibilidad de que se active una notificación vía SMS o a través de la aplicación de la banca electrónica en el móvil cada vez que se efectúe un cobro. Algo muy útil para llevar un control perfectamente actualizado de nuestros gastos con la tarjeta.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

NFT o la irrupción del criptoarte en el mundo de la cultura digital

Vivimos tiempos digitales y hay que adaptarse. Pero ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad