Cómo y cuándo se puede anular un seguro

Contratar un seguro es fácil. En cambio, anular un seguro conlleva una serie de trámites y plazos que conviene cumplir. Vienen establecidos por la ley. Así, los contratos de las pólizas suelen prorrogarse automáticamente, pero si lo que queremos es anular un seguro, lo más recomendable es hacerlo con una antelación de dos meses, avisando de  nuestras intenciones a la empresa aseguradora.

Muchos usuarios optan por dejar de pagar los recibos cuando quieren dar de baja la contratación de un seguro. Sin embargo, esta práctica no es la más acertada, ya que las aseguradoras pueden reclamar el importe total de la póliza por no comunicar la anulación en el plazo establecido. Los dos meses antes comentados.

De hecho, estos plazos son los que señala el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro, que indica que “las partes (cliente y aseguradora) pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una  notificación escrita a la otra parte efectuada con un plazo de dos meses de anticipación a la conclusión del periodo del seguro  en curso.

Cuándo se puede anular un seguro

Por este motivo, y para evitar quebraderos de cabeza, cuando el asegurado quiera anular un seguro con su compañía aseguradora, debe notificárselo a través de un correo electrónico, o para más seguridad un burofax, indicando el deseo expreso de la no renovación, con los datos del tomador y el número de referencia de la póliza.

anular seguro

Lo primero que tenemos que hacer -antes de la notificación por escrito- es ponernos en contacto telefónicamente con la aseguradora o el agente comercial para anunciar la decisión. Ante la gran competencia en el mercado, es posible que nos ofrezcan algún tipo de beneficio con el fin de mantenernos como cliente.

Puede que nos propongan ventajas tentadoras, como un descuento en la cuota anual o la posibilidad de no pagar el seguro durante un tiempo y seguir disfrutando de las mismas prestaciones. Una vez planteadas las ofertas, la decisión de renovar o no con la compañía dependerá únicamente de nosotros.

Qué hacer para cancelar un seguro

Si estamos convencidos de querer anular un seguro, y así lo hemos comunicado, la propia compañía informará de las pautas a seguir:

  • Notificarlo por escrito a la aseguradora mediante telegrama, burofax o carta certificada con acuse de recibo para asegurar que les ha llegado el aviso. Debemos realizarlo con una antelación de dos meses como mínimo.
  • Informar al banco de que no se abone el cargo de la factura del seguro en el nuevo ejercicio. Si se han realizado los trámites de manera correcta y se ha hecho saber a la aseguradora la no renovación, es mejor no pagar que esperar a la devolución del dinero.
  • Controlar los movimientos de nuestra cuenta corriente. Haremos un seguimiento semanal de la cartilla de ahorros para comprobar que no han abonado la factura. Debemos tener en cuenta que sólo contamos con un mes de plazo para “echar para atrás” el pago.

Qué pasa si no cumplimos los plazos al anular un seguro

En ocasiones los usuarios no cumplen (por desconocimiento o porque no lo notifican a tiempo) el periodo para cancelar el seguro y, cuando reciben la factura, optan por no abonar la cuota. Si transcurridos varios meses se continúa sin pagar, se corre el riesgo de que la compañía inicie un proceso judicial para reclamar el pago. Aunque esta situación no suele ser muy frecuente, sí puede darse cuando la prima es muy elevada y compensa los costes del juicio. En cualquier caso, tras el impago, la cobertura del seguro queda suspendida un mes después del día de su vencimiento.

Lo mismo sucede si se abona el importe del seguro de forma fraccionada y se deja de pagar una cuota. La compañía aseguradora reclamará el resto de la anualidad, y puede llegar a la vía judicial si fuera necesario.

Cuánto tiempo tengo para arrepentirme de contratar un seguro

Toda persona tiene derecho a arrepentirse de cualquier decisión tomada, y la contratación de una póliza de seguros no es una excepción. Así, si queremos anular un seguro que acabamos de contratar, podemos hacerlo, y además sin expresar la razón que motiva la decisión, siempre y cuando se haga dentro de los quince (15) días posteriores a la fecha en que se formalizó la contratación.

Para realizar este trámite deberemos comunicar nuestra intención a la empresa aseguradora, y esta tiene la obligación de indicarnos la manera de iniciar los trámites de cancelación. De hecho, la empresa tiene la obligación legal, en los casos en los que ya se ha pagado alguna cantidad por el producto contratado, de devolver al cliente el monto parcial o total, y sin interés.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Economía Doméstica

Check Also

Préstamos verdes para proyectos o iniciativas sostenibles

La sostenibilidad es un concepto socioeconómico cada vez ...

Economía en Cine & Libros

Money Academy
sangre_y_dinero
pombo