Consejos útiles para unas Navidades sostenibles

Las Navidades son fechas muy especiales, y tal vez las fiestas comerciales por excelencia, tanto en lo referente al consumo alimentario como en la compra de regalos y los gastos festivos. Por ello, en un escenario como el actual, con los precios disparados y una situación socioeconómica y geopolítica que bien podría derivar en una nueva recesión, conviene ser prudente y optar por unas celebraciones más sostenibles. Algo que también agradecerá el medioambiente. Veamos algunos consejos para conseguirlo.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) propone una serie recomendaciones  para ser más sostenibles y evitar el consumo innecesario sin dejar de disfrutar la Navidad y los Reyes. Y la primera tiene mucho que ver con los regalos, pues ahora más que nunca es importante hacer una carta para los Reyes. Hacer una lista de presentes deseados o que realmente necesiten, para no acumular cosas inútiles que cuestan dinero y no se traducen en ilusión.

En la misma línea, es muy recomendable pedir/regalar productos útiles y duraderos, que no caduquen casi el mismo día de la celebración. Y si son de segunda mano, mucho mejor. Y aún más si son de bajo impacto ambiental o con certificaciones ecológicas fiables, las cuales tienen un impacto en las comunidades de productores de países pobres.

Siguiendo con consejos ecológicos, desde OCU señalan que si la opción son flores, las plantas de interior son más sostenibles, duraderas y aportan muchos beneficios al hogar. En cambio, si se opta por productos tecnológicos, una buena idea son los productos reacondicionados, que además son más económicos y se venden con garantía por parte del vendedor.

Prácticamente en todos los sectores, ya sea para consumo propio o para regalar, existen opciones respetuosas con el medioambiente. Por ejemplo, juguetes de madera y ecológicos, botellas de acero inoxidable para el agua, productos “cero residuos”, o versiones reutilizables de productos desechables como pajitas, servilletas o bolsas para la compra.

Recordar, por último, que el comercio local evita muchos residuos y reduce los transportes, siempre contaminantes y encarecedores. Y un año más, señalar que el despilfarro de alimentos en las comidas navideñas es tirar dinero y alimentos. Evitémoslo.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Guía de fraudes y estafas del CNMV ante su incremento a través de nuevas tecnologías

En los últimos años ha habido un auge ...

Economía en Cine & Libros