¿Se acerca el fin de los tickets de papel en los comercios españoles?

Dice el refranero español que “Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar”, y siempre conviene atender a la sabiduría popular. Por eso, si nuestros vecinos franceses acaban de poner fin a la impresión de tickets de papel en los comercios, vale la pena estudiar las razones que les han llevado a tomar dicha decisión y plantearse la posibilidad de imitarlos en nuestro país, ya que los motivos responden a cuestiones de sostenibilidad tanto económica como medioambiental. Veamos cuáles son.

En Francia los han prohibido para ahorrar y contribuir al cuidado del medioambiente.

La medida ha sido implantada este mismo mes de agosto en Francia tanto en tiendas como en supermercados u otros establecimientos comerciales, donde ya no se imprimirán de manera automática y por defecto los tickets de la compra, a no ser que el cliente lo solicite explícitamente. Caso en el que se le ofrecerá la posibilidad de enviarle el ticket electrónico al dispositivo que el indique, a través de sms o de correo electrónico. Una manera de ahorrar papel, lo cual supone menos gasto económico para los comercios y una notable contribución al medioambiente, ya que el papel proviene de la tala de árboles.

Las cifras esgrimidas por el ejecutivo galo a modo de razones para justificar la iniciativa son rotundas. Según datos ofrecidos desde la administración, la impresión de estos tickets en papel representa unos 12 mil millones de papeles cada año en Francia, la mayoría de los cuales acaba en la papelera, y muchos de ellos no llegan a salir ni del establecimiento donde se han expedido. Esa enorme cantidad de papel “prescindible”, unas 150.000 toneladas, requiere la tala de 2,5 millones de árboles. Y hablamos solo de Francia.

Esta medida tiene sus excepciones, como por ejemplo aquellos productos que tienen garantía y que son más duraderos, tales como los dispositivos informáticos, los electrodomésticos o complementos como gafas o relojes. La nueva ley francesa, conocida como Ley anti derroche para una economía circular,  no afecta a la impresión de los tickets en papel en referencia a estos productos, ya que en muchas ocasiones son estos la garantía del producto, o el documento que el cliente puede utilizar para reclamar en caso de producirse alguna incidencia. Tampoco afecta a tickets emitidos por máquinas automáticas o recibos de pago con tarjeta bancaria, entre otros.

En la misma ley hay otras normas para combatir el plástico desechable o actuar contra la obsolescencia programada, tal y como marcan las tendencias políticas de la UE de corte medioambiental, y que en España también se han ido aplicando de forma progresiva. Es por este motivo que no es descabellado pensar que la desaparición de los tickets de papel también esté cerca de ser una realidad en España.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Consumo Sostenible

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Cuál es el importe mínimo para hacer la renta

El pasado día 3 de abril se inició ...

Economía en Cine & Libros

pombo