Un día para celebrar los derechos del consumidor (15 de marzo) sin olvidar la sostenibilidad

Desde hace cuarenta años, el 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los derechos del consumidor, pero las cosas han cambiado mucho desde entonces. Hoy en día no solo hay que exigir dichos derechos, sino también fomentar el compromiso de la población global con la sostenibilidad en el consumo, ya que en buena parte de ello depende la salud del planeta.

El 15 de marzo se celebran los derechos básicos de todo consumidor.

En la actualidad son muchas las asociaciones que velan por los derechos del consumidor, y éstos van adecuándose a la evolución de los mercados. No obstante, los derechos básicos del consumidor siguen siendo los mismos establecidos en el Consejo de las Naciones Unidas, que en 1983 instituyó este día conmemorativo y aprobó, dos años después, un decreto para la protección de los consumidores, logrando de esta manera reivindicar, reconocer y legitimar los derechos de estas personas a nivel internacional.

Derechos básicos

Desde entonces, los principales derechos del consumidor son: las personas tienen el derecho a elegir, el derecho a recibir educación para así poder realizar elecciones correctas de bienes y servicios, derecho a la adquisición de productos y servicios competitivos,  el derecho legítimo a satisfacer todas sus necesidades básicas, y también el de estar informado sobre todo lo que acontece en el mundo. Así mismo, el consumidor tiene derecho a ser compensado, a  ser escuchado, y a la seguridad en sus compras. Y por último, y aquí recuperamos el concepto de la sostenibilidad, todos tenemos el derecho de vivir y disfrutar de un medio ambiente más saludable y sustentable. Algo que está en nuestras manos y no siempre respetamos.

Hoy en día, celebrar esta efeméride solo tiene sentido si las personas asumen un rol protagonista en la defensa de sus derechos y exigen de este modo productos de calidad, que no dañen su salud y tampoco el medioambiente. Aunque el consumo es una de nuestras necesidades básicas, pues es necesario adquirir alimentos, vestimenta, acceder a la educación, la salud y a otros beneficios, debemos aprender y hacer un uso racional de los recursos naturales que posibilitan todo aquello que consumimos.

Por cierto, el origen de este día, que finalmente fijo la ONU, se remonta a 1962, cuando el presidente John F. Kennedy decretó que todas las personas sin distinción de clases, tuvieran derecho a disfrutar de ciertos beneficios como consumidor.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Consumo Sostenible

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Diferencias entre tarjeta de crédito y de débito

Todos llevamos en la cartera alguna tarjeta bancaria. ...

Economía en Cine & Libros

pombo