Qué tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda

La compra de una vivienda es, desde un punto de vista económico, una de las decisiones más importantes de nuestra vida. Y no debemos tomarla a la ligera, pues sin duda marcará nuestra capacidad financiera durante años, tal vez décadas. Veamos entonces qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una casa.

En principio, una vez que hemos visto el inmueble que nos gusta, y si su precio nos parece razonable, somos muchos los nos limitamos a calcular la cuota de la hipoteca en función del plazo concedido por el banco para ir devolviéndola, pero nos olvidamos de que para cerrar la operación es necesaria una importante cantidad de dinero en metálico. La entrada, que representa una cifra a partir del 20% del valor de tasación de la vivienda, según las exigencias de cada entidad financiera.

Hay que hacer muchos cálculos antes de comprar una casa

Es solo a partir de ese momento, y si disponemos del capital necesario para afrontar la entrada, cuando deberemos calcular el impacto de las cuotas en nuestra economía familiar. Es decir, cuánto podremos pagar cada mes y durante cuánto tiempo. Un cálculo que no debe atender solo al montante de la hipoteca, sino que deberá sumarse al resto de deudas u obligaciones económicas mensuales que se tengan contraídas, pues la letra de la vivienda no será el único gasto que deba atenderse cada mes, y deben poder pagarse todos o acabará resintiéndose el conjunto de la economía familiar.

El límite de endeudamiento

En este sentido, los expertos coinciden en que la totalidad de cuotas mensuales destinadas a pagar deudas no debería nunca sobrepasar el 40% de los ingresos mensuales. O sea que una familia necesita disponer, como mínimo, del 60% de sus ingresos mensuales para poder comer, vestirse, pagar las facturas y, con un poco de planificación, ahorrar algo cada mes. Es decir, para vivir.

De modo que conocidos los límites de endeudamiento recomendados o considerados razonables, es muy recomendable hacer simulaciones durante algunos meses, y comprobar así y de manera realista cuál es la cuota que puede aspirar a pagar una economía familiar determinada. En pocas palabras, ahorrar un tiempo sin dejar de atender el resto de obligaciones deudoras y comprobar así cuánto seríamos capaces de destinar a la letra del piso sin que eso supusiera un problema de liquidez.

En caso de que no salgan los números, algunas opciones son: aplazar la compra hasta que haya reducido sus otras deudas pendientes o disponga de mayores  ingresos; ahorrar lo suficiente para pagar una mayor entrada y así necesitar menos financiación; intentar conseguir una hipoteca a menor tipo  de interés; o conformarnos con una vivienda más barata.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

7 + 3 =


Check Also

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

No vamos a poder contestar con exactitud al ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers
El reparto artístico de Silicon Valley
Un libro para aprender economía divirtiéndose.
El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno