Consejos para rebajar la factura del teléfono

Quien sigue pagando desorbitadas facturas telefónicas es porque quiere. Cada vez hay más alternativas de comunicación, y pagar el mínimo es solo cuestión de proponérselo. Estas son algunas opciones que tenemos a nuestro alcance para rebajar el coste telefónico.

Para empezar, nos hemos acostumbrado a utilizar casi exclusivamente el móvil. Lo llevamos siempre a mano (en la mano) y es lo más cómodo, pero a menudo también lo más caro. Son muchas las compañías que ofrecen llamadas gratuitas de fijo a fijo. Infórmate y aprovecha esta oportunidad. Si estás en casa y tu interlocutor está en la suya, lo más seguro es que podáis comunicaros sin coste alguno. Claro que cada vez son menos los que tienen teléfono fijo en casa, pero no está mal informarse de esta posibilidad.

No obstante, y teniendo en cuenta la dependencia social que impera respecto al uso  de los móviles, y que de algún modo convierte en una quimera el consejo anterior, lo más recomendable es analizar concienzudamente el consumo de nuestro terminal y buscar la mejor de las ofertas en el mercado, la que mejor se adapte a nuestras pautas de consumo habitual. Hay infinidad de planes específicos (cada compañía tiene sus versiones), que ofrecen beneficios para llamadas internacionales, o números preferidos, o por horarios, modo prepago o contratos de consumos mínimos, entre otras posibilidades.

Consejos para pagar menos de teléfono

Otra opción muy válida es el Skype (es la aplicación más conocida, pero hay otras), cambiando el móvil por el ordenador (aunque ahora es casi lo mismo según el smarphone que tengas). Además de resultar gratis, o más barato en las llamadas internacionales, puedes hablar cara a cara, que siempre resulta más próximo y personal. Algo que no pasa con las aplicaciones de texto, pero que son igual de ágiles y baratas (gratuitas): whatsapp, Viber, Facetima, Line, Telegram, WeChat, etc.

Pero si eres de la antigua escuela, o por principios no quieres sumarte a los usuarios de dichas aplicaciones gratuitas (cada uno tiene sus ideas), te recordamos que los correos electrónicos son gratis, mientras que los SMS cuestan dinero. Ya pocos los usan, pues el Whatsapp es lo mismo sin coste, e incluso el Facebook puede hacer idénticas funciones (y el twitter). Hoy en día, pese a haber reducido sus precios para intentar competir en el mercado, cada SMS cuesta unos 10 céntimos. La suma puede ser escalofriante al ritmo que muchos usuarios envían sus Whatsapps. Eso sí, antes que hacer llamadas cortas, de un par de segundos, para avisar o concretar cosas breves, mejor un SMS. Suele salir más barato que el establecimiento de llamada.

Cuidado con los números especiales

Otra línea roja que nunca deberemos atravesar si queremos moderar el gasto telefónico es la de los números 900. Los llamados números especiales que, a excepción de los 800 i 900 que son gratuitos, pueden llegar a tener precios desorbitados que superen el euro por minuto. Algo que además suelen agravar con cháchara grabada o una hábil operadora que te mantiene en línea con oportunas esperas y consultas.

Si contactar con la empresa de dicho número es imperativo, lo mejor es intentar el contacto por e-mail, ya que pocas empresas son las que no ofrecen esa opción de atención al cliente o atención técnica.

En caso de no disponer de dicha opción, existe la posibilidad de intentar encontrar el número fijo que corresponde al número 900 de pago. Para ello existe una web que ofrece gratuitamente dicho servicio. Se trata del sitio No más números 900. No es eficaz al cien por cien, pues no siempre está actualizada, pero el porcentaje de éxito es elevado y puede ahorrarnos bastantes euros a final de mes.

Por último, no se dejen convencer por las suculentas tentaciones que algunas compañías les ofrecerán. Antes calculen bien, pues puede ser un caramelo envenenado. Le le regalen un móvil nuevo de alta gama puede salirle muy caro si implica permanencia y las condiciones del plan contratado son malas. Si hay planes más baratos con otras operadoras tal vez les salga más a cuenta comprarse el terminal ustedes mismos. Con la libre competencia de mercado los usuarios tenemos una buena herramienta para negociar y conseguir las mejores condiciones. Aprovéchenlo.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

1 + 7 =


Check Also

Smile to pay: Pagar con la sonrisa

Quien dijo aquello de que la sonrisa de ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía