Consejos para comprarse un coche de ocasión con garantías

Hay que ser prudente al comprar un vehículo de segunda mano

Cuando nuestra economía no da para uno nuevo, comprar un coche de segunda mano es una buena opción, pero conviene tomar ciertas precauciones para que el ahorro no se convierta en una mala inversión. Les ofrecemos algunos consejos para comprar un vehículo de ocasión con las garantías necesarias para no caer en el engaño.

En una compra de ocasión siempre hay indicios que pueden marcar la diferencia entre hacer una buena compra o que se convierta en una inversión ruinosa, y para ello es muy recomendable conocer cuáles son las partes o elementos más sensibles de un coche, pues son éstas las que se pueden deteriorar a medio o largo plazo y definir el verdadero estado del coche que se adquiere. Por ello, si usted no tiene conocimientos de mecánica ni de automoción, nunca es mala idea ir acompañado de alguien que sí los tenga.

Un segundo consejo, que también puede parecer evidente, pero que más bien apela a la sensatez, es optar siempre por un concesionario o vendedor profesional y autorizado, y no por un particular, a la hora de comprar el coche.

Si el vehículo se compra en un concesionario de compra-venta, el código civil ampara al comprador con una garantía de un año por ley, mientras que si la adquisición es a un particular, ésta se reduce a seis meses, siempre y cuando se demuestre que el defecto se refiere a un vicio oculto del vehículo, anterior a la adquisición de éste.

En la inspección obligada que debemos hacerle al coche hay que poner especial atención a los parachoques, ya que son piezas fácilmente reemplazables en los casos en que el coche haya sufrido un accidente. Hay que comprobar que son los parachoques originales. De lo contrario, del presunto accidente podrían derivarse problemas en otras piezas ocultas que pudieran haber resultado afectadas en el golpe. Algo que pondría en riesgo tanto la seguridad como la garantía del vehículo.

También es muy importante probar todas las funciones que ofrece el coche, ya sean mecánicas o electrónicas. Ordenador de a bordo, indicadores de averías o de otras funciones, limpiaparabrisas, mecanismos estructurales, airbags, etc. Una vez realizada la compra y firmado el contrato será difícil demostrar que el problema era anterior. Incluso es conveniente valorar el desgaste del habitáculo interior del vehículo, pues aunque pueda estar disimulado, éste nos dará una idea bastante aproximada del uso que ha tenido el coche.

Cuentakilómetros

La reducción de kilómetros en el vehículo es uno de os trucos más utilizados para elevar el valor real de un coche usado. Pero hay varios elementos que delatan si el cuentakilómetros ha sido modificado. Uno es tan obvio como mirar si el volante y los asientos están muy desgastados. Y algo más técnico es comprobar si las agujas del motor, aun estado el coche detenido, no marcan cero revoluciones por minutos. En tal caso, es más que probable que el cuentakilómetros haya sido trucado.

La mecánica es el elemento más difícil de comprobar a simple vista, ya que depende de los conocimientos del comprador, por lo que cabe insistir en lo aconsejable que resulta acudir con un acompañante ducho en la materia a la hora de hacer este tipo de compras de segunda mano.

En todo caso, un buen consejo es solicitar al vendedor las facturas de los talleres donde se ha reparado el coche. Estas son como una garantía de reparación, además de testimonios del recorrido mecánico del vehículo. Igualmente debe solicitarse la tarjeta de la ITV del automóvil, pues en ella podrá verse si un vehículo ha pasado la prueba en perfecto estado o si ha necesitado más de un intento, por lo que tiene algún problema que habrá que reparar periódicamente.

Y por último, pero no por ello menos importante, es básico probar el coche. Conducirlo. Nada es definitivo hasta ese momento, ya que a pesar de que la inspección ocular del vehículo es necesaria, para ver los posibles fallos lo mejor es testarlo sobre el terreno. Tanto en ciudad como por carretera.

Es muy legítimo buscar la ganga, pero también es muy difícil de encontrar, y a menudo o que parece ser una tiene gato encerrado. Es muy habitual que lo barato salga caro. Por eso lo prudente, antes de iniciar el proceso de búsqueda y compra de un vehículo de ocasión, es informarse de los precios del mercado de vehículos de ocasión. Si no se ajusta a ese baremo, desconfíen.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 1 =


Check Also

Internet, la nueva y mejorada hoja de reclamaciones

Los tiempos han cambiado. Internet es la nueva ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El póster del último film de Kevin Spacey
Cartel de la película francesa La Número uno
Póster de la película Normandía al desnudo
Película de Ken Loach que ganó el Festival de Cannes
Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador