La regla de los 4 regalos para los Reyes Magos

Se acerca el día de Reyes y los regalos acaparan todo el protagonista de la jornada. Pero no por más cantidad habrá más felicidad en los niños. Al menos eso es lo que aseguran los expertos, que aconsejan aplicar la regla de los 4 regalos para cumplir con las expectativas sin gastar más de lo necesario ni decepcionar a nadie. Veamos qué regla es esa.

Los expertos recomiendan regalar con criterio

Todo tiene un límite, y la capacidad de sorpresa y disfrute de los niños también. Así, un exceso de regalos no multiplica su satisfacción, pues llegado un punto de saturación ya no asimilan más estímulos, pierden ilusión y capacidad de atención, y se dedican a disfrutar de lo que ya tienen, ignorando las sorpresas que pudieran venir a partir de ahí. Por eso es conveniente regalar menos, y hacerlo con criterio.

Los cuatro principios

La regla de los 4 regalos es una apuesta por la calidad frente a la cantidad basándose en cuatro principios básicos. El primero es regalar algo que sirva para llevar. Es decir, algo útil y práctico para completar la indumentaria de los niños y niñas, aunque no por eso debemos olvidarnos de sus deseos. Puede ser ropa, zapatillas o complementos como mochilas o un chándal para hacer deporte, por ejemplo, y sin duda cualquiera de esos regalos pueden ser tan deseados como necesarios para el día a día del agasajado.

El segundo regalo debe ser algo para leer, de modo que colabore en el proceso formativo del niño y en el creación del siempre importante hábito de la lectura. Este regalo escapa del juguete, pero no por ello del entretenimiento o la diversión. Incluso puede hacerse coincidir con alguna exigencia pedagógica, en los casos en que el libro recibido es un título incluido en el currículum docente.

El tercer presente es la estrella del día, el que realmente deseen. Ese regalo que llevan todo el año pidiendo y que colma todas sus ilusiones, sus necesidades emocionales. Cumplir con el mayor deseo de un niño es una satisfacción inigualable. Y por último, en cuarto lugar, algo que realmente necesiten. Ahí entra también la perspectiva paterna o la practicidad doméstica. Un regalo útil para un contexto u otro, y que el chico aceptará encantado como uno más entre todos los recibidos. A posteriori será posiblemente el que más utilice.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Consumo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Préstamos verdes para proyectos o iniciativas sostenibles

La sostenibilidad es un concepto socioeconómico cada vez ...

Economía en Cine & Libros

Money Academy
sangre_y_dinero
pombo