Mi primer libro de economía: el dinero es cosa de niños

Que la economía no es cosa de niños podría parecer una frase razonable. Los entresijos financieros exigen sentido común, ciertos conocimientos y experiencias comerciales y una compleja capacidad de gestión y administración. Pero a poco que lo pensemos, como axioma se trata de un error de base, pues los conceptos esenciales de todo el entramado macroeconómico que llegará a construirse alrededor del valor del dinero son tan básicos como la lógica elemental de un niño, que a partir de ahí crecerá y se desarrollará complicándose la existencia tal y como lo hace el más complejo de los sistemas socioeconómicos que rigen hoy nuestra realidad financiera a todos los niveles. De modo que conviene acercar la economía a los más jóvenes, y cuanto antes mejor, pues esta no tardará en condicionarles y en hacerles partícipes de una realidad que, para bien o para mal, marcará sus vidas. Y ese y no otro es el objetivo del libro infantil ilustrado Mi primer libro de economía, ahorro e inversión (Everest, 2012), cuya autora Maria Jesús Soto no duda en definirlo como un texto didáctico “para enseñar a niños y no tan niños”, pues no son pocos los adultos que, pese a escucharlos cada día en los telediarios y toparse con ellos a diario en los periódicos, desconocen realmente el significado y las consecuencias de muchos de los conceptos básicos de la economía que tristemente nos castiga estos días con su restrictiva depresión.

portada

Este volumen, de cuidada y divertida edición ilustrada por Manel & Marc, está planteado como un viaje, el de Nico y Carol, a través de la historia de la economía. Una fórmula que a toda una generación de televidentes nos recordará sin duda a la de Érase una vez el hombre, y  que se mantiene plenamente vigente y eficaz casi cuatro décadas después. Así el libro, en sus 48 páginas, repasa los orígenes del dinero (las primeras monedas y billetes), para desarrollar después los conceptos elementales de la economía doméstica primero, y de las grandes finanzas después. De manera simple y entretenida, pero con el rigor necesario de un buen texto con ínfulas formativas, nos adentramos en cuestiones fundamentales como el significado del ahorro, de los gastos e ingresos o de la inversión; se nos explica qué es un presupuesto, para qué sirve y cómo se hace, que és la inflación y tantas otras incógnitas a las que tarde o temprano nos enfrentaremos en nuestra vida diaria. Con ejemplos y curiosidades, con mucho humor y el atractivo visual de un diseño pensado para entretener y enseñar a la vez. Un libro para compartir con nuestros hijos y, tal vez, sacarle tanto o más partido que ellos.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

El buen patrón o la utopía de la familia empresarial

El sector empresarial ha sido con frecuencia el ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración