Dieta hidratante para combatir el calor

El calor está siendo insoportable. Se están alcanzando temperaturas históricas en muchos puntos del país, y aún nos queda por delante un largo y amenazante agosto. Por ello conviene buscar fórmulas que nos ayuden a sobrellevar la canícula, y una es, sin duda, optar por dietas hidratantes. Veamos cuáles son los alimentos más ricos en agua y más recomendables para combatir el calor.

 Es muy importante hidratar el cuerpo de manera constante para paliar los efectos del calor, contrarrestar la sudoración constante y evitar otros trastornos relacionados con las altas temperaturas que pueden poner en peligro nuestra salud. Y no basta con beber. Hay que evitar las comidas pesadas, que obligan al cuerpo a un sobreesfuerzo digestivo, y substituirlas por otras más ligeras y ricas en agua. La fruta, las verduras y hortalizas, por ejemplo. Todo ello muy frecuente en la dieta mediterránea.

En este sentido, el pepino posee un 96% de agua, además de potasio, vitamina C y fibras. Se ha de consumir crudo para poder aprovechar todos los beneficios. También cabe destacar la sandía, rica en vitamina C, e ideal para tener una piel hidratada y aumentar las defensas del cuerpo. Esta fruta también contiene elevados niveles de agua y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

Igualmente, tienen un alto contenido en agua, alrededor o por encima del 90%, el brócoli, las zanahorias o las espinacas, que como bien sabía Popeye, es uno de los vegetales más energéticos y nutritivos, además de muy hidratante. También el tomate es una rica fuente de agua, potasio, fósforo, vitamina A y C.

Todos estos alimentos tienen un bajo contenido en grasas o hidratos de carbono, que resultan más necesarios cuando el cuerpo se enfrenta al frío que al calor. Y no son los únicos, desde luego, pero no hay sitio para mencionar las propiedades de todos los alimentos recomendables en fechas calurosas. Podemos mencionar, por ejemplo, el melón, los frutos rojos, el melocotón, el albaricoque, el níspero o la cereza, entre las frutas, y verduras como la berenjena, el calabacín, la lechuga, el pepino o la cebolla.

El curioso caso del picante

Puede resultar extraño o difícil de creer, porque lo normal es sudar la gota gorda cuando se consume, pero el picante puede ser muy efectivo para combatir el calor. Como ya hemos dicho, las guindillas, chiles, especias como el curry o el pimentón tienen la virtud de aumentar el calor interno del organismo y provocar que sudemos. Y al hacerlo, nuestra temperatura corporal se regula y nos refrescamos. Ahora, tampoco conviene pasarse, no vayamos a estar tan frescos pero con una úlcera de estómago.

Y por cierto, lo mismo ocurre con las bebidas o comidas calientes, que a priori pueden parecer contraproducentes cuando hace calor. Con un té caliente, por ejemplo, el cuerpo regula mejor su temperatura.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

El gobierno impone la moderación por decreto para fomentar el ahorro energético

La crisis energética provocada por los altos precios ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp