Dieta mediterránea para estar en forma

Los hábitos del buen comer mejoran nuestra salud

Consumir productos naturales y de la tierra nos acerca a una alimentación sana, a la dieta más conocida a nivel mundial, la mediterránea. Pero, ¿qué hay detrás de una dieta de estas características? Lo descubrimos y te damos las claves para estar en forma con una alimentación saludable.

dieta-mediterranea

La primera vez que alguien decidió hablar de la dieta mediterránea sin complejos fue en Estados Unidos. Tras la publicación de un estudio comparativo entre países surgió la preocupación por la alimentación; tras observar la estrecha relación entre la calidad de vida, la longevidad de las personas y los alimentos que éstas consumían.

Grecia aparecía en ese estudio como uno de los países más longevos. Y sus habitantes tenían entre los alimentos principales las frutas, las verduras, las legumbres y los lácteos; además del aceite de oliva. Y claro, todos quisieron seguir sus pasos en lo que a alimentación se refiere.

Tomates, patatas, pimientos y maíz son algunos de los elementos básicos de la dieta mediterránea, que se sirve de otro tipo de productos como el arroz y el pescado, además de las naranjas, para conformar una dieta totalmente equilibrada que nos ofrezca garantías para conseguir un perfecto equilibrio alimenticio.

Otros productos menos consumidos en la dieta, pero que igualmente entran a formar parte de la selección exquisita de verduras y legumbres que rigen el ‘Abc’ de este menú, son las berenjenas, alcachofas y espinacas; vegetales que permiten degustar muchos platos de forma saludable.

Ayuda a prevenir enfermedades

Sin embargo, los huevos y la carne, no deben ser consumidos más de tres veces por semana, aunque están incluidos dentro de una buena alimentación. Y es que con la dieta mediterránea todo son beneficios para nuestra salud, ya que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, reduce el nivel de colesterol en sangre y evita la obesidad. Todo gracias al bajo aporte calórico de estos alimentos.

Asimismo, para estar en plena forma, no basta con cumplir la dieta de forma constante, sino que debe complementarse con una serie de ejercicios físicos para que nuestra salud se vea realmente beneficiada.

Principios de la dieta mediterránea

  • El aceite de oliva es el producto estrella de la dieta mediterránea.
  • Las legumbres, verduras, frutas y los lácteos son su columna vertebral.
  • El consumo de frutos secos aporta un alto valor nutritivo y vitamínico que lo convierte en el complemento alimenticio perfecto.

¿Echas algo de menos? Como habrás visto, los dulces, las frituras y las salsas no tienen cabida en la dieta mediterránea.

 

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"