Aplicaciones fintech para la economía familiar

Las aplicaciones financieras, las conocidas como aplicaciones fintech, han conquistado los teléfonos móviles, tablets y los ordenadores. Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, si no las hemos empezados ya, llevar un buen control y planificación de los gastos se ha convertido en algo más que recomendable. La tecnología permite que el control de nuestros ahorros no sea una tarea incómoda y tediosa.

La respuesta la tenemos en nuestro móvil. Esas enseñanzas económicas de nuestros abuelos, que compartió con nosotros Sebastían Puig, son ahora una tarea que se puede abordar desde la realidad digital. El consumo se está volviendo colaborativo. Gracias a las aplicaciones fintech: la economía y las finanzas personales, también.

Aplicaciones fintech para gastos domésticos

Compartir gastos (en el piso, en un viaje de vacaciones) para que cada uno pague lo que le corresponde se puede gestionar sin problemas desde una de las múltiples aplicaciones para Android o Iphone que se han puesto en circulación. Lo mismo sucede con el control de los recibos de la luz, los gastos de la tarjeta de crédito… Para cada una de nuestras necesidades financieras tenemos varias aplicaciones fintech entre las que elegir.

Aplicaciones fintech vs banca online

El trabajo que nos van a quitar y los disgustos por falta de previsión que nos van   ahorrar las aplicaciones fintech conviene, no obstante, abordarlo con cierto rigor y algunas precauciones. Es importante, antes de nada, utilizar las aplicaciones de nuestro banco habitual para banca online. Consultar el saldo de la cuenta, hacer transferencias, autorizar retiradas de dinero desde cajeros son operaciones que casi todas las aplicaciones de las entidades financieras permiten a los clientes de la banca. A la hora de comprar por internet tampoco está de más tener una cuenta de Paypal si no nos gusta meter los datos de nuestra tarjeta de crédito en un formulario de pago.

El universo de las aplicaciones fintech agrupa varias galaxias: las de la inversión, el análisis financiero, la contabilidad… y, como no el de los ahorros y el consumo. Centrándonos en este último, hay varias aplicaciones que nos pueden ser de utilidad para gestionar nuestras finanzas y, a la vez, introducir a los nuestros (hijos, hermanos y demás familia) en la cultura financiera y en la tenencia de las cuentas comunes.

Entre las aplicaciones fintech que cubren el espectro de finanzas familiares podemos encontrar una serie de ellas que completan las ventajas de las aplicaciones de banca online y otras que ya han sido descritas en anteriores artículos de Domestica tu Economía, como Fintonic, Daily Cost, Ahorro.net o Wallo:

Las precauciones que debemos tomar ante esas nuevas aplicaciones fintech es la preservación de nuestros datos. Debemos tener cuidado de que nadie se haga con los datos de nuestra cuenta bancaria. Las consultas y las operaciones financieras es mejor hacerlas a través de conexiones seguras y evitar realizarlas en redes públicas, como las de los aeropuertos, por ejemplo, dónde los piratas (hackers, en inglés) acostumbran a tomar el control de los usuarios que se conectan a esas redes wifi, abiertas.

Comparar antes de comprar una aplicación fintech

También es recomendable recopilar las opiniones que han escrito los usuarios de esas aplicaciones fintech en la AppleStore o la Play Store para elegir las que mejor se adecuan a nuestras necesidades para gestionar gastos.

  • Spendee: Disponible para Android y ahora para IPhone, es una de las aplicaciones fintech que permite apuntar los gastos según las categorías que más interesan vigilar al consumidor/ahorrador: coche, hogar, familia, viajes, comida, ropa, entretenimiento, facturas y otros. Cada elemento cuesta entre 0,88 euros y 14,99 euros en Play Store.
  • Settle UP: Es el ejemplo de las aplicaciones para gastos compartidos. Es muy útil para llevar cuentas en grupo: compañeros de piso, de viaje, de una fiesta, de una familia… Permite adjuntar la imagen del recibo pagado por un miembro de la comunidad para que lo puedan verificar los demás. Ca da elemento cuesta entre 0,76 € – 2,91 € en Google Play Store.
  • Coinkeeper: Especial para elaborar presupuestos y controlar los ingresos y los gastos. Permite varias cuentas en divisas y fijar objetivos de ahorro. Necesita un periodo de sincronización que tarda a lo sumo unos 15 días. Cada elementos tiene un precio de 1,29 euros a 16,99 euros.
  • PocketMoney: Permite gestionar un número ilimitado de cuentas (corrientes, de ahorro, tarjetas de crédito) y operaciones bancarias (depósitos, retiradas de efectivo y transferencias entre cuentas). Es anterior a los smartphones y tiene buenas recomendaciones. Se puede probar durante 15 días antes de comprarla por 2,67 euros en Google Play Store.
  • Tus gastos: Esta aplicación gestiona todos los gastos que realizas en efectivo: los más difíciles de apuntar. Añade cualquier gasto en dos simples plazos y permite, como las demás ordenarlos por categorías. Cuenta con el soporte técnico de com.
  • MoneyWiz: Esta aplicación tiene las mismas prestaciones que otras aplicaciones fintech descritas anteriormente. Pero, además, se pude consultar en el móvil (Android o IOS) o en el ordenador(Windows o Mac). Esta multifuncionalidad representa una ventaja realmente útil para el ahorrador que puede consultar sus gastos en cualquier momento. Tiene un precio de suscripción al servicio de 5,65 euros al mes.
Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 6 =


Check Also

La inaplazable necesidad de potenciar la educación financiera

La cultura financiera empieza a cobrar protagonismo. Ayer ...

¡No te pierdas nada!

¡Estamos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
historia-del-dinero
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes
Método japonés para el ahorro doméstico
Imagen promocional de Una mente maravillosa
Cartel de la película Bienvenidos a Grecia
Película inspirada en un personaje real