Cómo montar un gimnasio en casa: consejos

La falta de tiempo para acudir a un centro de fitness, la lejanía desde casa o el trabajo, las cuotas mensuales y, por qué no reconocerlo, la pereza influyen para que no practiquemos, o dejemos de practicar, deporte. Pero como “querer es poder”, ¿por qué no montar un gimnasio en casa?

En los últimos años, montar un gimnasio en los propios hogares cuenta cada vez con más adeptos. Y es que entrenar en casa es posible si se realiza una inversión adecuada, si se dispone de un espacio apropiado y unos conocimientos mínimos necesarios.

De esta manera podemos montar un pequeño gimnasio en casa y conseguir nuestros objetivos. Aunque debemos ser constantes y estar motivados si queremos obtener buenos resultados y llevar a buen término el modelo de “mens sana in corpore sano”. Además es importante complementar el ejercicio con una alimentación sana.

gimnasio-casa

¿Qué necesitamos para montar un gimnasio en casa?

Lo primero a tener en cuenta es qué queremos conseguir con el ejercicio (muscular, adelgazar, tonificar…), las máquinas y accesorios que necesitamos y lo que nos tenemos que gastar para montar nuestro gimnasio casero:

  • Definir objetivos. ¿Queremos bajar peso o volumen? ¿Reducir el estrés? ¿Complementar con algún deporte que practicamos? Conociendo nuestros objetivos podremos rentabilizar correctamente las máquinas o los accesorios (por ejemplo las pesas) que compremos.
  • ¿De cuánto espacio disponemos? Tenemos que elegir el sitio más amplio dentro de las posibilidades que tengamos o analizar si haciendo una pequeña reforma podemos conseguir área para el gimnasio. Compraremos las máquinas en función del espacio e intentaremos que cada una  sirva para varios ejercicios.
  • Consulta a un profesional antes de adquirir el equipo. No hay que lanzarse “a lo loco” y comprar aparatos sin saber. Es recomendable acudir a un especialista e indicarle el espacio y el dinero del que disponemos, además del tipo de ejercicios que queremos practicar. Esta persona nos puede recomendar el material más adecuado que nos conviene adquirir.

Equipamiento y objetivos

Podemos practicar diferentes ejercicios en casa, solamente tenemos que decidir cuál nos conviene más.

Ejercicio cardiovascular. Es la disciplina con la que se quema más calorías. También ayuda a fortalecer los pulmones y el corazón. Cualquiera de estos aparatos es idóneo para practicarlo:

  • Bicicleta estática. Podemos elegir una con sistema de resistencia magnético y con sistema de pedaleo silencioso para evitar problemas con los vecinos. Es aconsejable que tenga una pantalla de visualización clara que muestre velocidad, tiempo, revoluciones, distancia y calorías quemadas. También es recomendable que cuente con diferentes programas para adaptarse a nuestra condición física en razón del peso y edad.
  • Cinta de correr. Es conveniente que posea una pantalla que indique la distancia recorrida, las calorías, el nivel de inclinación, la velocidad, el tiempo y el ritmo cardiaco.
  • Otras opciones. Bicicleta elíptica, máquina de subir escaleras y de remo, entre otros.

Tonificación muscular. Es ideal para activar el metabolismo. Además, incrementa la densidad ósea y quema calorías. Cualquiera de estos dos aparatos será adecuado para conseguir estos objetivos:

  • Banco de tonificación muscular. Es un aparato aconsejable por su versatilidad y poco espacio que ocupa. Dependiendo del espacio libre con el que contemos, nos podemos decidir por tener uno plegable, que se puede guardar en cualquier sitio, o uno más completo pero que ocupa mayor espacio.
  • Mancuernas y pesas individuales. Lo aconsejable es adquirir unas a las que se les pueda añadir peso a medida que aumenta nuestra fuerza y resistencia.

Antes de hacer algún tipo de ejercicio es imprescindible que un profesional nos enseñe a manejar correctamente las máquinas y que nos diseñe un programa apropiado para evitar sobreesfuerzos y posibles lesiones.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es el suelo. Debemos incorporar un suelo flexible, antideslizante y con capacidad para amortiguar los golpes. También se pueden colocar espejos para visualizar si estamos haciendo los ejercicios de forma correcta, e incluso colgar una televisión en la pared como distracción mientras hacemos los ejercicios cardiovasculares. Ya no hay excusa no para practicar deporte en casa.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Cómo gestionar el presupuesto familiar

Ingresos menos gastos. Así de sencillo. Tanto entra, ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"