Apps para ahorrar en vacaciones

Estamos a las puertas del verano, estación vacacional por excelencia, y empiezan las cuentas de la vieja. Una cosa es el destino deseado y otra el asumible. A donde quiero ir y hasta donde puedo llegar. Pues bien, con este artículo vamos a intentar ayudarte, dándote a conocer algunas de las apps para ahorrar en vacaciones más útiles.

Quizás a estas alturas ya hayamos vulnerado una de las reglas básicas, que es el de la previsión y antelación para encontrar los mejores precios. Pero no nos desanimemos por ello, pues hay muchas vías y herramientas 2.0 para conseguir las mejores ofertas y un plan al alcance de nuestro bolsillo.

Lo primero es elegir el destino, y eso implica vuelos y alojamiento, cuya variedad de precios y condiciones es enorme. Así como el número de aplicaciones que han proliferado en los últimos años. Pero hay algunas que destacan sobre el resto, y no es por casualidad. Son las más efectivas y, sobretodo, las que ofrecen más oportunidades y una oferta más amplia.

Apps para ahorrar en vacaciones

Desplazarse y dormir

Kayak es uno de los clásicos. Es una plataforma muy completa que funciona comparando las ofertas de cientos de compañías aéreas y webs de viajes para conseguir las mejores condiciones en el menor tiempo posible. Tiene una gran fiabilidad. Y no solo en vuelos, sino que también pueden consultarse ofertas de alojamiento y alquiler de coches.

Skyscanner es otra opción muy interesante y recomendable. Un buscador de vuelos muy eficaz, que direcciona al usuario directamente a la aerolínea o la agencia de viajes para hacer la reserva, de modo que no hay comisiones ni gastos añadidos. Lo mismo ocurre si es alojamiento o transporte lo que buscamos.

Obviamente son muchos los sitios webs con un concepto y funcionamiento similar, y que pueden satisfacer las necesidades de los usuarios visitando sus páginas. Algunos de los más conocidos son Expedia, Momondo o las muy populares, principalmente para volar, Edreams o Atrápalo. Esta última ofrece un servicio muy eficaz para abaratar costes en desplazamientos que se llama La lanzadera.  Una útil opción para ver cuál es la mejor ruta hacia un destino, encontrando los precios más económicos en los vuelos. Porque el camino más recto suele ser el más rápido, pero no tiene porqué ser el más barato, y a veces dando un rodeo se consiguen magníficos precios.

Aun así hay que señalar que las aplicaciones mencionadas hasta el momento tienen una oferta muy completa, pero su especialidad son los vuelos. Por tanto, tampoco está mal, una vez tengamos el billete en la mano, recurrir a otras con una oferta de alojamiento mucho más amplia y variada. Las opciones de conseguir mejores precios se incrementas considerablemente. Es el caso de Booking, tal vez la más conocida del sector, que permite reservar hoteles, albergues, apartamentos y demás opciones, y además ofrece la opción de filtrar por ciudades, precios o número de habitaciones para encontrar las tarifas más económicas. Cubre la práctica totalidad del planeta. Y no le va a la zaga Airbnb, la aplicación por excelencia para compartir alojamiento con particulares, que tiene cobertura en 192 países y 34.000 ciudades. Cómo no encontrar algo interesante y barato entre los más de 600.000 anuncios que ofrece su aplicación para móviles.

Aunque si el boca a boca es el mejor consejero, pues no está mediatizado ni tiene intereses personales que puedan adulterar las opiniones, TripAdvisor es una de las opciones más recomendables, pues cuenta con más de 225 millones de opiniones referentes a hoteles, alquileres y vuelos, que hacen muy fácil encontrar la oferta más adecuada a cada usuario y las tarifas más económicas.

Apps en destino

Una vez en tu destino también hay muchas apps para ahorrar en vacaciones. Para empezar, si han optado por un viaje al extranjero el idioma podría ser un problema para manejarse por la ciudad escogida. Algo que puede solventarse con un nuevo ingenio de Google, la Cámara traductor. Un sorprendente traductor online que traduce a través de las propias imágenes de texto. Es decir, basta apuntar al texto con la cámara del móvil donde se haya instalada la aplicación y ésta traducirá simultáneamente a su idioma. Y están todas las lenguas que puedan imaginar, desde el alemán al griego, pasando por el japonés o el hindú. Sorprendente. Tal vez no les supondrá un ahorro directo, pero les resultará imprescindible en cuanto la prueben. Se sentirán más seguros.

Con este invento incluso podemos llevar una guía escrita en un idioma que no sea el nuestro. Podremos ir traduciendo sobre la marcha. Claro que en vez de una guía convencional en papel, podemos instalar en el móvil algunas apps que ofrecen sobradamente el mismo servicio. Incluso la Lonely Planet, la guía más popular a la antigua usanza, se ha apuntado a la era digital para complementar el papel. En el móvil podemos instalarnos también otras guías semejantes como Aroundme, Field Trip o Triposo.

Buen provecho

Y cuando ya tenemos claro nuestro itinerario hay que saber dónde se come mejor y más barato. Los lugares típicos o recomendados, los restaurantes temáticos o tradicionales. En fin, el que más nos apetece y al mejor precio. Y también son muchas las opciones. Si estás en España, podrás encontrar y reservar mesa en más de 5.000 restaurantes con El tenedor. Facilita promociones de hasta el 50% de descuento en carta, y tiene un servicio de alerta avisando de que un restaurante de la zona transitada tiene una oferta. Es una app gratuita disponible para  iPhone y iPad.

Otra de las más completas en cuanto a restaurantes, precios, reviews y todo lo que quieras saber de un sitio para comer y tomar algo es Yelp, que tanto está para iOs como para Android.

Y ya para acabar, algunas herramientas de utilidad sobre el terreno. El bote. Ese fondo común que siempre hacemos y nunca sabemos cuánto tiene. Quién ha puesto y quién falta por poner. ¿Cuántas veces he puesto? ¿He puesto más que los demás? En fin, que se puede tener más control, e incluso evitar el mal rollo, con una app llamada Trip Splitter, y que está pensada precisamente para eso. Divide los gastos según el número de personas del grupo, geolocaliza dónde se han producido los gastos, anota las aportaciones, cambiar la moneda, e incluso hace fotos de tickets para tener todo más controlado, etc.

Por cierto, si aún haces cálculos mentales de euros a pesetas para controlar tus gastos, aparte de tener un serio problema de adaptación financiera, te conviene bajarte una aplicación como Currency Converter Plus, para saber cuánto estás gastando exactamente al comprar en otro país y con cualquier moneda que no sea la tuya.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

7 + 7 =


Check Also

Nuestra economía cotidiana en siglas: ¿qué significa IVA, IBI, Ibex, ERE o Euríbor?

Nadie es ajeno a la economía. Nos afecta ...

¡No te pierdas nada!

¡Estamos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
historia-del-dinero
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes
Método japonés para el ahorro doméstico
Imagen promocional de Una mente maravillosa
Cartel de la película Bienvenidos a Grecia
Película inspirada en un personaje real