10 claves para ahorrar y reducir los desechos en el hogar (un manual “sin desperdicio”)

En este artículo os proponemos un decálogo de pautas que os ayudarán a reducir los desperdicios en el hogar, y contribuir así tanto al ahorro doméstico como a la sostenibilidad económica y medioambiental.

Se estima que un tercio de la producción mundial de alimentos se pierde o desperdicia cada año en el mundo. Son datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de España. Una cantidad de comida que permitiría alimentar a 2.000 millones de personas en el mundo. Es decir, al incremento global de la población mundial de aquí a 2050. En este artículo te proponemos algunas ideas muy útiles para reducir los desechos que producimos en nuestra hogar, según un manual confeccionado por el propio Ministerio.

Diez claves para producir menos desperdicios en casa

La planificación del menú semanal, evitando la improvisación (1), es un buen consejo tanto para el ahorro como para gestionar los sobrantes. Todo aquello que no hayas de consumir debes conservarlo correctamente para poder aprovecharlo después; y es básico consultar las fechas de caducidad para hacer una planificación adecuada. Todo esto desemboca en una compra responsable (2), que debe realizarse siempre después de revisar la despensa y el frigorífico. Hay que hacer una lista y comprar sólo lo que se necesita. Improvisar implica siempre comprar por impulsos y, generalmente, con desmesura o reiteraciones innecesarias. Excesos que implican también un derroche económico que se puede evitar. Tirar comida es tirar dinero (3). Siempre hay que tener en cuenta y respetar el presupuesto disponible, que por supuesto debe ser realista y responsable.

Otro consejo muy útil para ahorrar es comprar productos de temporada (4), que siempre resultan más baratos y más sabrosos, pues evitaremos la importación o en invernadero. Y una vez los hayamos adquirido, consumámoslos por orden de antigüedad o según fecha de caducidad. Es una pena comprar algo y que caduque en nuestra despensa o nevera.

Reutiliza los restos con creatividad

Y a la hora de cocinar, prepara sólo lo necesario y ajusta las raciones (5). No tiene mucho sentido económico ni ecológico hacer comida que se pueda acabar tirando. Si aun así sobra, aprovecha los restos con creatividad (6). Busca nuevas recetas. Atrévete a inventar. Y mientras tanto, conserva esos sobrantes de manera adecuada (7). En recipientes herméticos y a las temperaturas idóneas para que duren más y no se echen a perder.

A la hora de tirar a la basura los restos de la comida, mira que de verdad sean desperdicios imposibles de aprovechar (8).  La “ropa vieja” de nuestras abuelas puede seguir siendo una excelente opción. Cocina de sobras, que no por ello es menos sabrosa si se elabora con ingenio y buena mano culinaria. Y no olvidemos a las mascotas (9), que en último extremo es otra vía de ahorro considerable que, además, hará muy felices a sus animales de compañía.

Y por último una recomendación extramuros, pues también se dan excedentes cuando salimos a comer a un restaurante, y no hay porqué despreciarlo. Para empezar lo hemos pagado y es dinero que se derrocha y se desperdicia, pues va a la basura y, además de incrementar los residuos orgánicos, nadie lo aprovecha. Y por otro lado, porque si no nos apetece repetir menú al día siguiente, o si lo que queda es lo que menos nos gustaba, seguro que sus perros les agradecerán la doggy bag. No se vayan sin reclamar las sobras en un envase para llevar (10). Es lo más normal y todos los restaurantes lo tienen previsto.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 6 =


Check Also

En la práctica, ¿cuáles son las diferencias entre SL y SA?

Quien más quien menos sabe hoy en día ...

¡No te pierdas nada!

¡Estamos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes
Método japonés para el ahorro doméstico
Imagen promocional de Una mente maravillosa