¿Qué son las tasas Google y Tobin?

Hace ya algunos meses, poco antes del confinamiento de la crisis sanitaria, la vicepresidenta económica del Gobierno de España, Nadia Calviño, anunció la aplicación de dos nuevas tasas en España, la Google y la Tobin. Veamos en qué consisten estos impuestos y a quién afectarán.

Son dos nuevos impuestos propuestos por el Gobierno de España

La tasa Google, también conocida como tasa digital, es un impuesto contra la elusión fiscal planteado para gravar ciertos ingresos de las multinacionales de la economía digital, tales como Google, Facebook o Amazon. Es decir, conseguir que esas grandes plataformas tributen en los países donde hacen negocio en lugar de desviar beneficios a territorios con baja fiscalidad.

Esta tasa, según explicaron fuentes gubernamentales, está destinada a empresas que alcanzan una cifra de negocio superior a los 750 millones de euros a nivel mundial y por encima de tres millones de euros en España.

Aun así, y aunque el Gobierno español quería aplicar la tasa con carácter inmediato, finalmente no lo hará hasta el mes de diciembre de este año, pues su implantación está siendo complicada por las presiones internacionales ejercidas desde los USA. Es en este país donde residen las principales tecnológicas mundiales, y el gobierno estadounidense amenaza con imponer aranceles a quienes graven la actividad de sus empresas.

Tasa Tobin

Por otro lado, la tasa Tobin es un tipo de impuesto aplicado a las transacciones financieras, de ahí que también se le conozca con las siglas ITF.

Este impuesto debe su nombre al economista estadounidense James Tobin, que fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en 1981.

La idea inicial de la tasa Tobin era penalizar la especulación monetaria, ya que provocaba movimientos masivos de fondos entre las bolsas de divisas que podían desestabilizar la divisa de una nación. Un impuesto que no estaba destinado a ser pagado por los consumidores sino por los integrantes del sector financiero, al ser un medio para controlar la estabilidad de la moneda de un país. De hecho, poco a poco, el impuesto ha ido evolucionando y gravando todas las transacciones de acciones, bonos y divisas.

Cuando James Tobin planteó el concepto de este nuevo impuesto, propuso que el dinero recaudado se usará como ayuda para los países en desarrollo. De ahí que en algunos foros su tasa fuera rebautizada como “el Impuesto Robin Hood”.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

El ahorro por precaución puede frenar la reactivación económica

Los ciudadanos ahorran más que nunca desde que ...

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix