La paga: una buena manera de educar a los hijos en el ahorro

Vivimos en una sociedad consumista. Desde muy pequeños, nuestros hijos reciben mensajes a través de la televisión, amigos o publicidad… que les despierta su afán consumista y materialista. Para evitar que esto ocurra está la figura de los padres y/o de los cuidadores, que son los responsables de inculcar a sus pequeños en la cultura del  ahorro y fomentar en ellos un consumo responsable.

paga

Es necesario que los más pequeños aprendan que no pueden conseguir todo lo que quieran en cualquier momento y que obtenerlo requiere un gran esfuerzo. Sólo así conseguiremos que de mayores sean  personas responsables. Eso sí, los progenitores deberán supervisar en qué gastan sus hijos los ahorros o la paga.

Organizarse con la paga

La forma más sencilla para que aprendan el valor del dinero es permitiéndoles que sean ellos mismos los que gestionen el suyo. Así, verán lo positivo y lo negativo de la sociedad de consumo.

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo? Asignándoles una paga, de acuerdo a sus edades y necesidades. Cuando son muy pequeños es mejor que sea semanal porque aún es pronto para que sepan administrar el dinero a largo plazo; ya en la adolescencia podrás ampliarla a quincenal o mensual.

¿Cuáles son las ventajas de darles la paga? Les ayudará a administrarse, a ser responsable y a ahorrar. Además, la educación que les demos de pequeños sobre el uso del dinero influirá en el futuro en su comportamiento y actitudes positivas como la generosidad. La paga también ha de servir  para que los niños aprendan que el dinero no es ilimitado, que cuesta ahorrar y que no se puede comprar todo lo que se quiere.

¿A qué edad y cuánto?

Pero, ¿a partir de qué edad es conveniente darles la paga? Según los especialistas, la edad recomendada es a partir de los siete años. A esta edad ya saben sumar y restar, conocen mejor el sistema monetario, comienzan a hacer sus primeras compras (golosinas, cuentos, cuadernos, pegatinas, cromos, etc.).

Y otra cuestión no menos importante es qué cantidad es recomendable darles. Debe ser una cantidad simbólica y reducida: aproximadamente dos o tres euros, lo necesario para cubrir sus pequeños gastos (cromos, golosinas, helados…). Recuerda que cuanto más dinero tengan, más difícil será administrarlo y más gastarán.

Seguro que en más de una ocasión ti hijo te ha pedido dinero extra para comprar algo que desea. Este es el momento para pedirle algún trabajo extra, como por ejemplo regar las plantas, ayudar a hacer una tarea determinada como guardar la ropa, secar los cubiertos…La idea es que relacionen dinero extra con esfuerzo, lo mismo que les cuesta a sus padres.

Ideas para fomentar el ahorro

  • Regalarles una hucha donde puedan meter y sacar su dinero. A ser posible transparente, así verán cómo van incrementando poco a poco sus ahorros y sus ingresos. El ahorro eleva la autoestima de los niños y les hace sentir orgullosos.
  • Explicarles de una manera clara y concisa cómo se gana el dinero. Exponerles cómo recibís mensualmente la nómina y a qué cosas importantes va destinado ese dinero. Es decir, a pagar la hipoteca de la casa donde vivís, la luz que consumís, el coche con el que vais de vacaciones, la comida, etc.
  • Explicarles los gastos diarios que conlleva una casa. Qué mejor manera que ayudándonos a gestionar gastos,  a hacer la lista de la compra, acompañándonos al supermercado para comparar las diferentes marcas (entre ellas las marcas blancas) del mismo producto y haciéndoles ver la diferencia de precios entre ambos. Otra opción, que además les divierte mucho, es que cuando van acompañados sean ellos los que paguen por ejemplo el pan al dependiente y reciban las vueltas.

También es bueno que sepan cómo se administra el dinero en casa, mirando las facturas de la luz, calefacción, agua, etc…

Los padres tenemos que darles ejemplo, no comprando de manera innecesaria, aprovechando los alimentos (reutilizar lo que sobra de la cena para preparar un plato del día siguiente por ejemplo), y siendo comedidos con nuestros gastos.

  • Hacerles que paguen algunos gastos. Una buena opción es que destinen parte del dinero que han ahorrado en lápices o pinturas, por ejemplo. De esta manera serán más cuidadoso con estos objetos y comprenderán, en primera persona, el valor de las cosas. Incluso cuando vayas a acompañarles a comprar golosinas, será ellos quienes las paguen con su dinero.
  • Ayudarles a ser responsables y a gestionar su dinero. Recuérdale cuánto dinero les queda, y dales consejos para ahorrar y calcular el tiempo que necesitarán para comprar aquel juguete, tebeo, estuche que tanto anhelan. De esta manera, fomentarás que el ahorro se convierta en algo atractivo para ellos.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"