Consejos para pagar con tarjeta con total seguridad

El dinero de plástico es hoy casi más común que la moneda, pero conlleva algunos riesgos en materia de seguridad que conviene tener muy en cuenta cuando pagamos con tarjeta.

Conviene ser precavido al usar la tarjeta

En primer lugar, conviene ser siempre precavidos y actuar con discreción y reserva. Así, siempre que nos soliciten el pin para proceder al pago con tarjeta, o incluso en los cajeros para extraer dinero, debemos esconder los dígitos de la vista de extraños. Y no solo de posibles “mirones” en el cajero, que conviene evitar tapando el teclado con la mano, sino también cuando un camarero o dependiente nos acerca el datafono. No debe preocuparnos cogérselo de las manos y alejarnos de su campo de visión. Si alguien ve nuestro número pin, nada les impediría utilizar nuestra tarjeta si luego nos la roban. Ser desconfiado no es en absoluto un defecto.

Del mismo modo, no deje nunca que el “cobrador” se aleje con su tarjeta. Deben cobrarle delante de usted. Aunque sea una tarjeta contactless que no necesite código. Nos arriesgamos que que nos la dupliquen o la manipulen de algún modo. Exijan siempre que les cobren en su presencia.

Tampoco debe darse nunca el pin por teléfono, ni tampoco la numeración de nuestra tarjeta, ya que puede tratarse de un fraude (phishing). En realidad, si no se trata de una llamada o correo de confianza no debe darse ningún tipo de información personal.

El riesgo puede extenderse a las compras con tarjeta por Internet, pues podemos encontrar webs fraudulentas y al proporcionarles el número de la tarjeta les hemos abierto de par en par las puertas de nuestras finanzas. Hay que exigir ciertas garantías antes de hacer operaciones online.

Si usted detecta la desaparición de su tarjeta de crédito o de débito y, tras buscarla un tiempo, aparece de manera inesperada; lo mejor es anularla para evitar sorpresas. Nunca se sabe dónde ha estado y, tal vez, se nos ha devuelto para tranquilizarnos y que bajemos la guardia mientras se hace un uso fraudulento de ella. Ante las dudas, lo mejor es llamar al banco (atención al cliente), y bloquear o directamente cancelar. Es mejor esperar una semana el duplicado que arriesgarse a estar siendo objeto de un fraude que vacíe sus cuentas.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

8 + 5 =


Check Also

Diferencias entre moneda y divisa

Si viajamos fuera de la zona euro tendremos ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street