¿Renegociar o reunificar créditos?

La  hipoteca de la casa, el crédito para comprar (o cambiar) el coche, el préstamo personal para la reforma de la cocina… y todos con cuotas diferentes al mes… ! Si ya tenemos suficiente preocupación para pagar un plazo, tener varios puede generarnos cierto estrés. La solución: renegociar o reunificar créditos.

renegociar o reunificar créditos

Renegociar un crédito

Los tipos de interés varían, y lo que hace unos años podíamos pagar en créditos, puede que en otros ciclos sea más complicado. Así que, ante renegociar o reunificar créditos, analicemos la primera opción. Como clientes, podemos hablar con nuestras entidades bancarias para revisar las condiciones que en su día firmamos para intentar mejorarlas y, si no es posible, cambiar de banco si es más ventajoso para nuestro bolsillo.

Para la renegociación de nuestras hipotecas, según las recomendaciones del Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) es mejor que no dejemos pasar mucho el tiempo desde que firmamos el préstamo (uno o dos años), analizar si las comisiones compensan la reducción de las tasas, y decidirnos por una reducción de la cuota o del plazo de la deuda. En definitiva, se trata de conseguir una mejoría para la devolución del préstamo a nuestro banco o caja.

Las entidades bancarias no están obligadas a renegociar un crédito, depende de su política comercial y de la relación que el gestor personal de la cuenta establece con cada uno de sus clientes, así que no siempre tenemos la posibilidad de que nos modifiquen las condiciones a nuestro favor. Además, antes de entablar cualquier conversación es necesario conocer exactamente qué firmamos en su día y poder negociar, con toda la información en la mano.

En caso afirmativo, tenemos que estudiar qué conviene más a nuestro bolsillo: aumentar o disminuir el plazo de devolución, bajar las cuotas mensuales a pagar…Y después revisar la situación en la que se queda el crédito con las nuevas condiciones (interés, plazo, si existen gastos por la operación, comisiones, etc.) y decidir si es conveniente, o no, hacer el cambio.

En caso negativo, podemos intentar un cambio de entidad para conseguir mejores condiciones de pago. Para ello no hay nada mejor que estudiar los diferentes productos que nos ofrecen las entidades bancarias y después analizar los pros y los contras de la operación: si se originan gastos por la apertura de la hipoteca con la entidad, la duración del traspaso de la hipoteca entre ambas entidades, etc.

Reunificar créditos

Los consumidores también tenemos la posibilidad de hacer una reunificación si contamos con varios créditos y, por lo tanto, varias cuotas para pagar al mes. Con este producto financiero lo que se pretende es conseguir un único pago al mes y también que la cantidad total a pagar sea menor que cada una por separado: mayor tranquilidad y comodidad para nuestro bolsillo.

Se pueden unificar los créditos al consumo y las hipotecas, de manera que tengamos un solo crédito, con un único periodo de devolución, con mensualidades acordes a nuestros ingresos. Y, como siempre, antes de adquirir este tipo de productos es recomendable  analizar si nos beneficia haciendo una simulación para saber cuál sería el valor de la reunificación.  Una vez analizados todos los datos y las condiciones que nos ofrece nuestra entidad bancaria podremos tomar la mejor decisión.

Es importante saber que lo habitual es que en caso de sobreendeudamiento, la reunificación se realiza sobre el préstamo hipotecario, ya que es el más económico. Esto quiere decir que es condición sine qua non disponer de una vivienda. Al reagrupar los créditos bajo la hipoteca se abaratan sustancialmente las cuotas, pero se alarga la devolución.

Ahora que ya sabes cómo funciona cada modalidad, ¿qué alternativa prefieres renegociar o reunificar créditos?

Otros artículos de interés:

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By Redacción DtE
Load More In Economía fácil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Firma electrónica: Autofirma

Continuando con la serie de cuatro artículos sobre ...

Economía en Cine & Libros

Money Academy
sangre_y_dinero
pombo