Llegó el contador eléctrico inteligente: ¿qué hacer, cómo y dónde?

Se ha hablado mucho de la nueva factura de la luz, que permitirá al consumidor pagar por horas y según la cotización energética de cada momento en el mercado. Pues bien, desde hace escasamente una semana el contador inteligente que lo hace posible ha empezado a funcionar en unos once millones de hogares españoles.

Esta nueva tarifa horaria empezó a aplicarse a todos los consumidores acogidos al Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC) que dispongan del mencionado contador inteligente integrado conectado con la empresa que proporciona el servicio. El PVPC es el nuevo nombre de la tarifa regulada, y hay que contratarlo en la misma empresa suministradora. Quien no lo contrate específicamente continuará en el régimen de mercado libre y no se verá afectado por este modelo tarifario de pago por horas.

contador inteligente

Para poder contratar la opción del PVPC es necesario que la tensión con la que se realiza el suministro de energía no supere 1 kilovoltio (kV) y la potencia contratada no exceda los 10 kilovatios (kW).

Las únicas comercializadoras autorizadas en la actualidad para ofrecer PVPC son: Endesa Energía XXI, Iberdrola Comercialización de Último Recurso, Gas Natural S.U.R. SDG, E.ON Comercializadora de Último Recurso y EDP Comercializadora de Último Recurso.

Consultar precios por hora

Los usuarios del nuevo sistema podrán informarse, así como consultar el precio para el día siguiente de la electricidad por tramos horarios, en la web de REE. Pero además la gran mayoría de distribuidoras de energía han puesto a la disposición de los clientes diferentes plataformas para conocer los datos de consumo. De este modo, los hogares podrán adaptar su consumo en función del precio del mercado en cada momento, y adecuar sus prácticas energéticas a los tramos más baratos del día con el consiguiente ahorro económico.

Hay que aclarar una cuestión respecto al nuevo sistema tarifario, ya que el ahorro no afecta a la totalidad de las facturas que pagan los usuarios. De hecho, el ahorro afectará únicamente a la parte de coste de la energía, que supone el 37% del total, ya que el resto corresponde con a los costes regulados por el sistema y al pago de los impuestos, y de estas cantidades no se puede ahorrar nada.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Ahorro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Diferencias entre tarjeta de crédito y de débito

Todos llevamos en la cartera alguna tarjeta bancaria. ...

Economía en Cine & Libros

pombo