Vender cosas de segunda mano por Internet

La compraventa de artículos de segunda mano por Internet es una práctica cada vez más habitual y una buena forma de ayudar a nuestra economía doméstica. De esta forma se adquieren productos en buen estado a un menor precio.

Ropa, libros, electrodomésticos, muebles, dispositivos electrónicos, utensilios de bebé… Muchas veces tenemos el trastero y los armarios llenos de objetos que no necesitamos y, sin embargo, deshacernos de ellos nos supone un gran esfuerzo. Pero la necesidad, o el cambio de mentalidad de la sociedad actual, están llevando a vender aquellos productos que ya han tenido una vida anterior y han caído en el olvido, no nos sirven o, simplemente, no nos gustan.

Los medios más empleados para deshacerse de lo “no deseado” son las tiendas especializadas en segunda mano (Cash Converters por ejemplo), los rastros o mercadillos y a través de Internet ( eBay, Amazon, segundamano.es, etc). El ahorro de este tipo de fórmulas es considerable y puede llegar a alcanzar un 80 por ciento de descuento, por lo que tanto comprador como vendedor salen beneficiados. Aún así, es importante tener en cuenta una serie de criterios para evitar disgustos cuando vamos a vender artículos de segunda mano por Internet.

Vender cosas de Segunda mano

Consejos para vender artículos usados

Elegir el sitio adecuado para la venta. Aunque la red es una de las vías más utilizadas para adquirir artículos usados, existen otros medios como los mercadillos o las tiendas de segunda mano. Una buena sugerencia es visitar las plataformas especializadas, de este modo aumenta la probabilidad de que el producto sea solicitado más rápidamente, ya que el comprador suele buscar directamente aquello que requiere en webs específicas.

Otro de los valores para escoger el lugar donde vender el producto y tener garantías postventa, es la seriedad y reconocimiento (buenas opiniones de los usuarios, por ejemplo) del mismo.

  • Fijar un precio razonable. Se trata de un aspecto fundamental que sirve como garantía para que los productos se vendan con éxito. Lo más recomendable es consultar varios portales para comprobar cómo se están comercializando artículos iguales o similares a los que queremos vender, teniendo en cuenta su estado, su valor inicial y el mercado actual, ya que habrá épocas de “vacas flacas” en los que estén poco cotizados y se pague menos por ellos.

Para obtener un lógico margen de ganancias hay que sumar al precio final los gastos de empaque-embalaje, transporte, e impuestos o pagos de envío (si hubiera alguno).

  • Describir el producto detalladamente. Para que el comprador se haga una idea real del artículo que pretende adquirir es conveniente detallar sus características con total sinceridad, incluyendo los posibles desperfectos que pudiera presentar. Así evitaremos futuras reclamaciones por desinformación al ocultar las taras. Un consejo útil es fotografiar el producto para aportar todas las especificaciones necesarias.
  • Determinar un sistema de pago seguro. La fiabilidad y la seguridad son dos elementos críticos en las ventas online para que el cliente no se vea inmerso en malas experiencias como consecuencia de errores en el sistema de pago. Dependiendo del medio elegido para realizar la venta, las transacciones pueden efectuarse de diferentes maneras. Algunas plataformas, sin embargo, ya tienen establecidos sus canales de pago.

Las posibles formas de pago en el comercio electrónico son el contrareembolso, transferencia bancaria, giro postal, tarjeta de crédito y PayPal. Este último es un servicio gratuito, sencillo y cómodo que sirve para realizar compras y ventas a través de Internet. Con esta técnica, los datos de la tarjeta o cuenta bancaria nunca se comparten, por lo que la seguridad está más que garantizada.

El trueque, otro sistema

El trueque online es otra de las iniciativas que están surgiendo para dar salida a esos objetos que están acumulando polvo en el fondo de nuestros armarios. Aunque lo podamos asociar a épocas pasadas, hoy en día existen infinidad de webs que se dedican al intercambio de artículos usados.

Son sitios especializados que ponen en contacto a personas que quieran deshacerse de algún objeto para adquirir otro de mayor utilidad para ese usuario en un momento dado. Sólo es necesario registrarse en la página y elegir aquello que necesitemos y que nuestra economía, tal vez, no nos permite comprar nuevo, o que tienen un uso de tiempo muy limitado (un cochecito de bebé por ejemplo).

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Cómo gestionar el presupuesto familiar

Ingresos menos gastos. Así de sencillo. Tanto entra, ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"