¿Sabías que cada vez hay más billetes de plástico?

Los euros son de algodón y lino tratados para adquirir la consistencia de papel que todos conocemos, pero sabías que cada vez son más los países que tienen billetes de plástico. Un material que, aunque pudiera parecer lo contrario, en el caso de los billetes es más ecológico, resistente y duradero que el papel. Conozcamos mejor ese dinero hecho de polímero.

Los primeros billetes de polímero se pusieron en circulación en 1988 en Australia.

Los primeros billetes de plástico fueron emitidos por primera vez en Australia en 1988, y se utilizan en más de 30 países de diferentes continentes. Por ejemplo en Canadá, en Chile, en Bangladesh o en el Reino Unido.

Estos billetes están fabricados con un polímero (un tipo de plástico), que aporta un gran avance en términos de conservación y durabilidad del billete (pueden mojarse y arrugarse, pero recuperan siempre su estado normal), además de incorporar muchas medidas de seguridad que no están disponibles en los tradicionales billetes de papel de algodón.

Respetuosos con el medio-ambiente 

La controversia surge a raíz de la guerra que la sociedad actual le tiene declarada al plástico como agente contaminador. En cambio, un estudio encargado por el Banco de Inglaterra, que fue uno de los últimos en sumarse a la producción de billetes de polímero, demostró que el efectivo plástico dura 2,5 veces más que los billetes de papel, lo cual significa que hay que recambiarlos con menor asiduidad y, por lo tanto, se fabrican menos y son más respetuosos con el medioambiente.

Una ventaja que no es mínima, pues los billetes de polímero sólo necesitan durar 1,33 veces más que los de papel para alcanzar un menor potencial de calentamiento global, y duran 2,5 más.

Además, los billetes de polímero también pueden reciclarse, ya que sus residuos pueden transformarse en nuevos artículos de plástico, según el estudio.

Y si esta característica respetuosa con el medioambiente está probada, ¿por qué la Unión Europea no reconvierte el papel moneda de los euros en plástico? Pues la respuesta del Banco Central Europeo fue que “por motivos de seguridad y de costes”. Aunque reconoció que había añadido una «fina capa protectora» para hacer más duraderos los billetes de 5€ y 10€ de la serie Europa.

En el anecdotario queda la reivindicación de algunos grupos veganos y religiosos que se quejaron al Banco de Inglaterra cuando éste cambió al dinero de plástico y se descubrió que en los nuevos billetes de polímero había “grasa animal”. Algo que ellos rechazaban y les impedía usar la moneda.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 7 =


Check Also

Recomendaciones para sobrellevar la ola de calor

Los termómetros están disparados y se están batiendo ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix