Guía de buenas prácticas si has regresado al trabajo tras la cuarentena

Tras dos semanas de parón casi absoluto en todo el país de las actividades laborales, el lunes día 13 se reanudó la actividad en algunos de los sectores no considerados esenciales (martes 14 en las comunidades en las que el lunes era fiesta). Y para garantizar al máximo la seguridad sanitaria, el Gobierno de España hizo pública una guía de buenas prácticas en los centros de trabajo para que sean aplicadas por todas las empresas y aquellos empleados cuya tarea no pueda desarrollarse a través del teletrabajo.

Empresas y trabajadores deben garantizar la seguridad en los lugares de trabajo

En realidad hay pocas sorpresas en las recomendaciones del Ejecutivo, pues mantener las distancias personales y extremar las medidas de higiene personal y de las instalaciones, siguen siendo los dos pilares de la seguridad socio-sanitaria.

Además, y como marca la lógica, no deberán incorporarse a sus puestos de trabajo aquellas personas que pertenezcan a un grupo de riesgo o de vulnerabilidad, ni mujeres embarazadas o quienes hayan tenido contacto con alguna persona infectada de Covid-19.

Desplazamiento

Los primeros consejos hacen referencia a los desplazamientos desde el domicilio hasta el lugar de trabajo. Un viaje que debemos  intentar hacer solos, ya sea en nuestro coche, moto, bici o caminando. Respetando siempre la distancia de seguridad (entre uno y dos metros) con otras personas y, desde luego, sin relacionarnos con nadie y evitando todo contacto físico.

Si tomamos un taxi o VTC deben tomarse las medidas higiénicas necesarias (aun dando por hecho que el conductor desinfecta después de cada trayecto), y evitar que viaje más de una persona en cada fila de asientos. Pero si el transporte utilizado es el autobús, metro o tren, además de mantener las distancias, debe usarse mascarilla higiénica (no médica).

En este sentido, hay que recordar que las autoridades distribuyen desde día 13 mascarillas higiénicas y reutilizables en estaciones de Metro o Cercanías. Su uso será también necesario para los trabajadores de supermercados, centros comerciales y otros espacios donde se haya concentraciones de gente. Este uso será siempre complementario, y no sustitutivo de ninguna otra recomendación.

Por otro lado, siempre que sea posible, se recomienda llevar ya puesta desde casa la ropa de trabajo, y regresar con ella. Así podrá lavarla a más de 60 grados y de este modo desinfectarla. Tampoco es recomendable ducharse en el trabajo.

En el centro de trabajo

Una vez en nuestro lugar de trabajo debemos seguir manteniendo siempre las distancias de seguridad con nuestros compañeros, y evitar cualquier actividad que suponga una reunión o aglomeración. En los trabajos en que esto no sea posible, la empresa deberá facilitar equipos de protección individual.

Las empresas deben garantizar la higiene tanto de los empleados como de las instalaciones. Deben limpiarse y desinfectarse, por ejemplo, todos los ordenadores, las fotocopiadoras, los teléfonos, las mesas u otras herramientas laborales en cada cambio de turno.

Respecto a las empresas o establecimientos abiertos al público deben aplicarse medidas que minimicen el contacto entre empleados y clientes. Deberá limitarse el aforo para permitir que se respete la distancia social en el interior del local, y si fuera necesario se deben establecer controles de acceso. Además se instalarán separaciones de seguridad entre empleados y clientes, y todos deberán usar guantes y mascarillas, y respetar las medidas básicas de seguridad.

La guía de recomendaciones hace especial hincapié en que, tanto a la hora de entrar como de salir, se escalonen los horarios de los trabajadores para que no coincidan y se creen aglomeraciones a las puertas o en los pasillos.

De vuelta a casa

Al volver a casa las prevenciones deben ser extremas. Sobre todo si se convive con alguna persona de grupo de riesgo. Debemos dejar los zapatos fuera (en el descansillo o lejos del alcance de nuestros familiares), dejar guantes y mascarillas en un recipiente aparte y, cuanto antes, limpiarnos concienzudamente las manos. Llevar la ropa directa a la lavadora y lavarla a temperatura superior a los 60 grados. La superficie de la repisa de entrada que hayamos podido tocar al entrar deberemos desinfectarla también.

Si notamos algún síntoma se debe informar inmediatamente a las autoridades sanitarias y no acudir de nuevo al lugar de trabajo. Si se considera la necesidad de su aislamiento, la baja se considerará a efectos laborales una situación asimilada a accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad temporal.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 3 =


Check Also

El confinamiento nacional dispara los precios en la cesta de la compra

Son tiempos difíciles y extraños. Inéditos. Y así ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.