Consejos para evitar contagios en la compra

Salir a comprar comida es de las pocas actividades permitidas en estos días de confinamiento, pero conviene recordar algunas precauciones necesarias para evitar el contagio. Muchas de estas normas parecen lógicas, y de hecho deberíamos cumplirlas aunque no hubiera infección, pero lo cierto es que a menudo lo olvidamos y nos ponemos en riesgo a nosotros y a quienes nos rodean. Veamos que precauciones son esas.

En primer lugar es conveniente elegir los horarios menos transitados para ir a comprar. Algo complicado si todo el mundo piensa lo mismo, pero hay que intentarlo. Y a ser posible ir solos mientras dure esta crisis del coronavirus. En cualquier caso, una vez en el comercio hay que mantener siempre la distancia con otras personas, ya sean clientes o empleados. Esa distancia es de un metro y medio. Tanto cuando transitamos la tienda como cuando esperamos turno.

También a la hora de pagar hay que intentar ser cautos. La distancia no se podrá mantener (en la cola con otros clientes sí), pero tampoco hay que invadir el espacio del empleado. Hay que ser prudente. E intentar no usar dinero en efectivo. Es un gran transmisor de virus (de todo tipo). Incluso es mejor si puedes pagar con el móvil, para no tocar el datafono.

Para comprar es mejor llevar nuestras propias bolsas, para no tener que usar cestas y carritos de los comercios, que son utilizados por muchas personas y no sabemos si están o no bien desinfectados. Mejor no descubrirlo.

A la hora de coger los productos deseados, hay que hacerlo con guantes de usar y tirar (casi todos los comercios los ofrecen, pero no está demás llevar los nuestros). No mojarse el dedo en la boca para abrir los guantes o las bolsas. Y desde luego no llevarse las manos a la cara hasta volver a casa y desinfectarlas.

Sobre los alimentos no hay ni que habar. Desde luego toser tampoco, pero al hablar podemos escupir o simplemente expulsar el virus que puede caer sobre el producto. Y aun así no hay que tocarlos más de lo necesario.

No hay desabastecimiento

Olvidemos el bulo del desabastecimiento. De momento en España no existe este problema. Por lo tanto no compremos más de lo que necesitemos. Hay que hacer la lista de la compra antes de salir, de modo que haremos la compra más rápido, estando en la compra el menos tiempo posible, y no haremos gastos innecesarios.

Cabe recordar que el virus no se contagia por ingesta, sino por contagio, de modo que podemos comprar las mismas cosas de siempre. Ningún producto está contraindicado. Tampoco los frescos. Eso sí, al llegar a casa desinfectemos o lavemos todos los productos. Incluso aunque vayamos a congelar.

Y una vez esté todo colocado en la despensa o la nevera, las bolsas de la compra deben ir directas a la lavadora y lavarse a 60 grados.

Cumplir con todas estas normas de prevención es un derecho y un deber de todos los consumidores, pues nos protege a nosotros y a todos cuantos nos rodean.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

1 + 4 =


Check Also

Recomendaciones para sobrellevar la ola de calor

Los termómetros están disparados y se están batiendo ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix