Una vida financiera sana empieza por uno mismo

Hagámonos esta pregunta: recapitulemos nuestras actividades durante los últimos siete días y pensemos si hemos dedicado algún tiempo a nuestras finanzas personales, más allá de ir guardando tiques y recibos (si tenemos esa sana costumbre), consultando ocasionalmente el saldo de nuestra cuenta (“mientras quede”…) o tirando de varias tarjetas a la vez.

vida financiera sana

Vayamos ahora más allá las finanzas. ¿Cuántas horas de nuestros “hiperconectados e interactivos” días dejamos libres, además, para airear, ordenar y aligerar nuestro hogar, jugar o hablar con nuestros hijos, charlar con los amigos, pasear, PENSAR en silencio o, tan solo, NO HACER NADA? Nos parece que el tiempo es elástico y que nos permite abarcarlo todo, pero al final de cada semana estamos a menudo agotados, como si nos hubieran exprimido, y con una buena lista de asuntos personales pendientes que no pudimos acometer. Una lista que no para de aumentar. Aire, nos falta aire vital.

Y sin ese aire, no hay economías que valgan.

Crystal Paine, excelente bloguera y escritora, mantiene una interesante página de finanzas familiares, “Money Saving Mom”. Crystal presta especial atención al tema que nos ocupa:

“Tratando de ayudar a la gente con sus problemas financieros y presupuestarios, me di cuenta de que no podía enfrentar sus dificultades económicas sin atender antes otros asuntos más profundos, tales como la ausencia de propósito en sus vidas, la pérdida de perspectiva y la sensación de desamparo”.

Cuando entramos en modo de supervivencia, consumimos nuestras energías en la solución de muchos “ahora” que nos imponemos de manera voluntaria o inconsciente. Esos “ahora” nos impiden la mejora personal y financiera, por lo que el primer paso que debemos  llevar a cabo es descartar todas las obligaciones superfluas. Ello empieza por decir NO cuando sea necesario. No. Qué difícil resulta  a veces hacerlo.

En diciembre de 2012 proponíamos un cuestionario personal para empezar a separar el grano valioso de la paja vital. Eran las 5 preguntas económicas básicas que toda familia debería hacerse: ¿Qué es lo que queremos? ¿Qué es lo que necesitamos? ¿Cuánto vale lo que necesitamos? ¿Qué es lo que nos podemos permitir? y ¿Cómo vamos a conseguirlo? Responderlas con honestidad nos permite reconocer prioridades y descartar cargas innecesarias. Es un camino difícil que requiere disciplina, pero que podremos recorrer con los ojos bien abiertos y un mayor conocimiento de causa.

Selección de prioridades, enfoque y disciplina. En la vida personal y en la económica. Creemos rutinas positivas alrededor de dichas prioridades. Si en un momento dado no podemos hacer frente a un deseo por falta de recursos, no desesperemos, ahorremos. No lo obtendremos hoy, pero tarde o temprano llegará. Si hay que afrontar un gasto familiar importante, tal vez sea el momento de reducir nuestras expectativas vacacionales. Recordemos: elegir significa renunciar. Y hagamos números. Papel y calculadora, hoja Excel, lo que sea… pero debemos sumar, restar, multiplicar y dividir. Siempre con un objetivo en mente. Así se hace economía desde el principio de los tiempos.

Volviendo a Crystal Payne, la autora nos propone ser ”SMART”, esto es, hábiles y listos con nuestro dinero. SMART es el acrónimo de “specific, measurable, attainable, realistic and time-bound”. Nuestros objetivos financieros deben ser, pues, concretos, medibles, alcanzables, realistas y tener un horizonte temporal.

Vayamos a por ello desde el primer día, y no desesperemos. Como nuestros mayores tan bien nos enseñaron, la seguridad financiera, salvo contadas excepciones, es algo que se consigue a largo plazo.

Sebastián Puig Soler

Analista, escritor y conferenciante
Escribe habitualmente en su blog “Esto Va de Lentejas”
Puedes seguirlo en Twitter en @Lentejitas

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 2 =


Check Also

Cómo hemos cambiado: Las finanzas personales en los recuerdos del abuelo

Comentaba el otro día con mi padre el ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"