¿Qué tener en cuenta si necesitamos pedir un préstamo personal?

Muchos somos los que llegado el momento decidimos pedir al banco un préstamo personal, y después de las fiestas, unas semanas donde los gastos suelen dispararse, es todavía más común optar por esta vía de financiación. Pero conviene no hacerlo a tontas y a locas, y saber qué debemos tener en cuenta a la hora de solicitarlo. Veamos algunos aspectos importantes de esta operación bancaria.

Conviene atender a algunos aspectos antes de pedir un préstamo personal

.

En primer lugar, no suele ser una buena idea solicitar un préstamo en caliente y de manera impulsiva. Financiar las Navidades con un préstamo, por ejemplo, es pagar muy caras las fiestas, pues muchos meses después de finalizadas, seguiremos pagando las celebraciones, y también los intereses del crédito.

Los préstamos personales deben pedirse para financiar la adquisición de bienes duraderos como puede ser la compra de un coche o electrodoméstico, realizar un máster o afrontar algún tipo de imprevisto que suponga necesitar el dinero con cierta urgencia. Pero esa urgencia puede ser también un arma de doble filo.

Es importante valorar con calma algunos aspectos a pesar de la prisa que nos corre conseguir el préstamo. Veamos algunos de esos puntos.

Aspectos a valorar

Lo primero es analizar la cantidad de dinero que podemos pagar cada mes. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea el plazo para devolver el crédito, la cuota será inferior pero los intereses serán mayores y viceversa. No podemos pedir lo que no podemos devolver.

A la hora de solicitar el crédito es interesante fijarse en la Tasa Anual Equivalente (TAE) para comparar diferentes opciones de financiación. La TAE incluye los gastos asociados a la financiación y es un buen indicador del coste real de la operación.

Los préstamos pueden tener gastos asociados inesperados, y es importante estar informado de todos para no tener sorpresas. Un tipo de interés interesante puede estar asociado a la contratación de seguros y servicios u otras garantías que encarezcan la oferta. Además, es importante informarse de los gastos que pueda suponer no pagar a tiempo alguna cuota del préstamo, ya que los impagados pueden salir caros según las condiciones firmadas.

Una tentación habitual es pedir algo más de capital del que realmente se necesita. Ya que estamos pido más dinero para disponer de líquido. Pero hay que pensar que se están pagando intereses, por lo que el dinero nos cuenta más de lo que pensamos.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

El ahorro por precaución puede frenar la reactivación económica

Los ciudadanos ahorran más que nunca desde que ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix