Las nuevas ayudas para autónomos que recuperan la actividad

Llegó la nueva normalidad, pero ello no significa que las cosas estén como antes, y mucho menos en el sector laboral. Son muchos los autónomos que han vuelto al trabajo, pero los ingresos siguen siendo mínimos y la recuperación será lenta. Por ello, el Gobierno anunció hace unas semanas las nuevas ayudas a los trabajadores por cuenta propia, que sustituyen la prestación extraordinaria por cese de actividad. Veamos cuales son.

Más ayudas para los autónomos que reanudan el trabajo con pocos ingresos

Desde el pasado 1 de julio, los trabajadores autónomos afectados por la crisis que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria por COVID podrán beneficiarse automáticamente de una exoneración en las cuotas a la Seguridad Social de los meses de julio, agosto y septiembre.

Una exención en el pago que los beneficiarios no deberán solicitar, sino que se aplicará de oficio a todos los autónomos y autónomas que dejen de percibir la prestación extraordinaria, mantengan el alta en el régimen correspondiente y no soliciten la prestación ordinaria (tanto la compatible con la actividad como la de cese de actividad ordinario).

Exenciones

En concreto, los autónomos que se acojan a este régimen de ayudas, no pagarán cuota en julio, pues la exoneración es del 100%. En agosto, se pagará la mitad, ya que la exoneración alcanzará el 50% en la cuota, y en la cuota del mes de septiembre, pagarán un 25% menos que en la cuota ordinaria.

Además de no pagar las cuotas, los trabajadores autónomos que vean reducida su facturación en el tercer trimestre en un 75% respecto al mismo periodo en 2019 (y siempre que sus rendimientos netos sean inferiores en 1,75 veces el Salario Mínimo Interprofesional –SMI-) podrán solicitar una prestación ordinaria compatible con la actividad.

Además, las nuevas ayudas contemplan una novedad, que consiste en que los autónomos de temporada podrán acceder a una prestación extraordinaria hasta el 30 de septiembre, siempre y cuando sus ingresos en 2020 sean inferiores en 1,75 veces el SMI.

La prestación ordinaria compatible con la actividad alcanza el 70% de la base reguladora. Es decir, unos 660 euros para un trabajador o trabajadora autónoma que cotice por la base mínima.

Si la prestación se solicita antes del 15 de julio, la ayuda abarcará los tres meses del tercer trimestre, pero si la solicitud es posterior, tendrá efectos desde el día siguiente a la misma. La prestación se percibirá como máximo hasta el 30 de septiembre.

Dicha solicitud debe hacerse en la mutua colaboradora de la Seguridad Social que elija el trabajador.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

2 + 8 =


Check Also

Cómo reclamar el dinero de la cuenta de un familiar fallecido

La muerte de un ser querido es dramática ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix