Así es el nuevo etiquetado energético de los electrodomésticos

Tal vez ya se hayan fijado, pero el etiquetado energético que clasifica los electrodomésticos ha cambiado desde hace algunos meses. La eficiencia energética  de los mismos ya no la marcan las conocidas A+, A++ y A+++, sino unas letras mayúsculas que van de la A a la G, siendo la A la que corresponde a una mejor calificación. Veamos cómo funciona y porqué la Unión Europea decidió introducir este cambio.

El principal cambio del nuevo etiquetado es el de las categorías. Los colores del rojo al verde se mantienen, pero se incluyen las letras. Los productos marcados con la letra ‘G’ serán los menos eficientes, mientras que los productos con la letra ‘A’ serán los que alcancen la excelencia. Y tanto es así, quede momento la categoría A está vacía, y muy pocos productos obtienen  la puntuación B o C, con la intención de haya un importante margen de mejora para los próximos años.

De hecho, la normativa europea contempla que hasta que el 30% de los productos del mercado comunitario no obtengan la máxima clasificación, por el momento vacía, los baremos no se revisarán.

De bien a mejor

El motivo de esta renovación en el etiquetado no ha sido a causa de un mal funcionamiento del anterior, sino al hecho de que con el paso de los años y la mejora de los dispositivos, hoy en día era difícil encontrar un producto con mala puntuación. Algo bueno, sin duda, pero que aún puede mejorarse con los avances en materia de sostenibilidad. De ahí, el nuevo sistema, que se divide en más categorías, haciendo que aquellos aparatos etiquetados con la A+++ pasen a ser ahora de la categoría C, y así sucesivamente.

Desde el mes de marzo están obligados a mostrar las nuevas etiquetas los lavavajillas, lavadoras, frigoríficos y dispositivos con pantallas electrónicas que se exponen en las tiendas. Y este mes de septiembre se ha ampliado a los sistemas de iluminación. En 2022, serán las secadoras y los aires acondicionados los que deberán aplicar el nuevo etiquetado.

Otra novedad del nuevo etiquetado es que incluyen un enlace QR a una base de datos para toda la Unión Europea que permitirá a los consumidores acceder a más información sobre el producto.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

Los coches de energías alternativas superan por primera vez en ventas a los de gasolina

El futuro de la automoción está en las ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach