¿Qué es la X solidaria de la Renta?

Cada año, cuando llega el momento de pasar cuentas con Hacienda, declaramos nuestros bienes e ingresos, y aportamos al erario público lo que nos corresponde según nuestras rentas. Un dinero recaudado en forma de impuestos a los ciudadanos, que el Estado distribuye según sus necesidades, que son las nuestras. Las de todos. Pero hay un pequeño porcentaje de nuestra aportación cuyo destino depende de nosotros. En nuestra declaración anual del IRPF hay una casilla denominada “Asignación de cantidades a fines sociales” que, si decidimos marcarlas, supondrá que un 0’7% de nuestros impuestos se destinarán a programas sociales realizados por ONGs. Es la popularmente conocida como la X Solidaria.

Marcar esta casilla es una decisión voluntaria a tener en cuenta al hacer la declaración de renta, pero también podemos renunciar. Ignorarla. Pero sería una lástima que lo hiciéramos por desconocimiento. De modo que explicaremos en que consiste y que cada contribuyente actúe en conciencia y consecuencia.

Podemos ser solidarios en nuestra declaración

Señalando la casilla social con la X Solidaria se ayuda a las personas más vulnerables. Cada año más de 400 ONG españolas desarrollan al menos un millar de proyectos gracias a la solidaridad que demuestran los ciudadanos con su declaración de la renta. Todo tipo de programas solidarios destinados a ayudar a los colectivos más desfavorecidos y  necesitados en nuestra sociedad. No marcar la casilla solidaria supone que el Estado decidirá el destino de la totalidad de tus impuestos, y ese 0’7% no llegará necesariamente a quien más lo necesite según tu criterio.

La casilla de Asignación de cantidades a fines sociales es equiparable a la de Asignación tributaria a la Iglesia Católica, también voluntaria. Dos opciones en absoluto incompatibles. De hecho, se puede marcar la una o la otra, ambas o ninguna.  La decisión es personal de cada ciudadano.

De hecho, conviene señalar que, en caso de marcar ambas casillas, no se divide el porcentaje entre las dos, sino que el Estado asigna un 0’7% de la contribución a cada una de las opciones. Y desde luego cabe recalcar que nuestra cantidad a pagar por el IRPF no se ve incrementada por la casilla o casillas que marques.

Otra aclaración importante, ya que hay intereses coincidentes en ambas casillas, es que las ONGs auspiciadas por la Iglesia Católica –Cáritas o Manos Unidas, por ejemplo-, no reciben dinero por marcar la casilla de la Iglesia, sino la de fines sociales. El dinero que recibe la Iglesia vía la renta, la institución religiosa lo dedica mayoritariamente al mantenimiento de su estructura, desde la Conferencia Episcopal hasta las diócesis y parroquias.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

8 + 2 =


Check Also

Reciclaje creativo para ahorrar en vez de tirar: Botes de cristal

No abandonaremos aún el vidrio para continuar con ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal
¡Siempre el dinero!
Yo, Daniel Blake gana la palma de oro de Cannes