MUR: La nueva herramienta de la UE para salvar bancos

El MUR, Mecanismo Único de Resolución, es la nueva herramienta de la UE para salvaguardar el sistema financiero. Una de las lecciones que dejó la crisis financiera posterior a la quiebra de Lehman Brothers es que, si Europa quería avanzar unida, sus bancos no podían tomar decisiones independientes.

A raíz de esa toma de conciencia surgió la Unión Bancaria que consta de cinco pilares:

  • Un conjunto único de reglas comunes.
  • Un Mecanismo Único de Supervisión (MUS).
  • Un Mecanismo Único de Resolución (MUR).
  • Una Junta Única de Resolución (JUR), órgano de decisión y ejecución.
  • Y un esquema común de protección de depósitos o Fondo Único de Resolución (FUR).

El Mecanismo Único de Supervisión implica que todos los bancos europeos quedan regulados bajo una misma legislación y bajo el control del Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, para los de menor tamaño se cede la supervisión directa a los bancos centrales de cada uno de los países.

MUR, mecanismo único de resolución - Domestica tu Economía

El tercer pilar de la unión bancaria es el Mecanismo Único de Resolución (MUR). Aunque entró en vigor en enero de 2016, no ha sido hasta este mes de junio de 2017 cuando ha entrado en funcionamiento por primera vez con la resolución del Banco Popular.

La teoría dice que el MUR es el procedimiento ideado por Europa para actuar en caso de que algún banco del sistema monetario europeo tenga problemas. Es una especie de hoja de ruta de procedimientos que tiene como principal objetivo minimizar todo lo posible el coste de ese proceso para los contribuyentes. En otras palabras, evitar rescates públicos con la inyección de ingentes cantidades de dinero como los efectuados tras la caída de Lehman Brothers.

Objetivo, proteger al contribuyente

Con la creación del MUR, Europa también quería evitar que los problemas del sector financiero se trasladasen a la economía real como sucedió en 2008 o como ha sucedido en otras vertientes financieras, como la reforma hipotecaria. Entonces, tras el rescate de los bancos llegó el problema de la elevada deuda pública de los países y la escalada de las primas de riesgo en los más débiles.

La alemana Elke König preside la Junta Única de Resolución (JUR) que está compuesta por un vicepresidente y cuatro miembros permanentes, entre ellos el español Antonio Carrascosa. Es el equipo de emergencias del MUR.

Cuando el Banco Central Europeo detecte problemas, este equipo será el encargado de analizar la situación del banco. Lo hará en colaboración con las autoridades financieras de los estados miembros en los que el banco tenga actividad.

Tienen margen de actuación para resolver entidades y situaciones cuyo coste para el sistema de compensación de activos sea inferior a 5.000 millones de euros. Para cantidades superiores, la JUR está obligada a convocar una sesión plenaria en la que también participan los reguladores de todos los países de la Unión Europea.

La JUR tiene también potestad para iniciar un mecanismo de resolución de una entidad financiera, si una vez conocidos los problemas de dicha entidad el Banco Central no actúa en el plazo de 72 horas.

La hoja de ruta que marca el MUR

Finalmente, el equipo ahora liderado por König tiene bajo su responsabilidad:

  • El diseño del proceso de reestructuración de un banco.
  • Definir el proceso de liquidación.

Eso sí, debe seguir las indicaciones de la hoja de ruta marcada de antemano. Es decir, que accionistas y bonistas asuman pérdidas de al menos un 8% del total de activos. Solo cuando esas pérdidas se hayan materializado será posible acceder al dinero del Fondo Único de Resolución.

Este fondo es algo así como hermano mayor del Fondo de Garantía de Depósitos español. Es decir, una bolsa común en la que se recogen las aportaciones de los bancos para, en caso necesario, rescatar a una entidad con problemas. El Fondo Único de Resolución (FUR) tiene prevista una dotación de 55.000 millones de euros, pero esa cuantía no será obligatoria hasta el año 2023. De momento, los bancos de los estados miembros han hecho aportaciones por valor de 10.700 millones de euros.

Una vez tomadas todas las decisiones, la JUR necesita que la Comisión Europea y el Consejo Europeo aprueben su plan de rescate en un plazo máximo de 24 horas. En caso de que la Comisión plantee objeciones, la JUR dispone de ocho horas para rehacer su propuesta. Pero si son los Ministros de Economía que componen el Consejo Europeo quienes lo frenan, la entidad financiera afectada en resolución irá irremediablemente a liquidación según establece la hoja de ruta del MUR.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 5 =


Check Also

Guía para entender qué pasa con el impuesto de plusvalía municipal

Muchos propietarios de viviendas compradas en los momentos ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"
Un cómic sobre la historia de la economía
Portada del libro de Katrine Marçal