El botiquín Covid que debemos tener todos en casa o para viajar

Es muy conveniente tener siempre en casa un botiquín básico para atender las posibles necesidades sanitarias que podrían acontecer en el día a día. Un kit de primeros auxilios que ahora hay que adecuar a la nueva situación y convertirlo en un botiquín Covid. Veamos algunos artículos o productos que no pueden faltar, según los expertos.

Teniendo en cuenta las recomendaciones de las autoridades sanitarias, y sin olvidar aquellos artículos que siempre fueron imprescindibles en un botiquín, la  Asociación para el autocuidado de la salud (Anefp) sugiere toda una serie de elementos que antes no eran de primera necesidad. En primer lugar, claro está, las mascarillas, obligatorias para todas las personas mayores de seis años.

Añadidos COVID

En la línea de productos específicos incluidos a raíz de la pandemia del COVID 19, para la higiene de manos, sobre todo en lugares en los que no se dispone de agua y jabón, es importante contar con gel hidroalcohólico. Recuerdan, por otro lado, que el uso habitual de estos geles no debe sustituir una buena higiene de manos.

Los guantes de látex desechables también deben estar presentes en el botiquín, pues ante la duda de un contacto conviene prevenir el contagio hasta que pueda descartarse.

La hidratación es muy importante. Sobre todo ahora que llegará el verano y subirán las temperaturas. Es importante disponer de sueros de rehidratación oral. También se pueden incluir con sueros para el lavado de ojos y nariz. Asimismo  hay que tener los medicamentos habituales para bajar la fiebre (antitérmicos), como puede ser el paracetamol.

Hay que recordar, y los profesionales hacen especial hincapié en ello, que en estos tiempos de pandemia, aunque ahora se haya relajado la incidencia, debe acudirse a la farmacia solo en caso de necesidad, y preguntar siempre a nuestro farmacéutico de confianza. La automedicación nunca es conveniente.

En el botiquín casero, o el que estemos preparando para un viaje, no debemos olvidar el habitual material de cura (algodón, gasa estéril, tiritas, vendas), antisépticos para heridas, alcohol sanitario o accesorios, como tijeras o termómetros. Y en esta época, quizás convenga añadir medicamentos para afecciones leves (analgésicos y antiinflamatorios, antiácidos, antidiarreicos, antitérmicos, pomadas para quemaduras, etc). Y por supuesto, si fuera el caso, nuestra medicación habitual recetada por el médico.

Un último consejo, que no por obvio es menos útil. Hay que revisar de vez en cuando la fecha de caducidad de los medicamentos almacenados en nuestro botiquín. Un producto caducado puede perder toda su eficacia.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

¿Qué hacer si recibimos una tarjeta de crédito o débito no solicitada?

No debería ocurrir, pero ¿qué debo hacer si ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp
No puede confinarse la creatividad
Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach