Bitcoin o ¿ganar dinero sin esfuerzo?

¿Ha escuchado hablar del bitcoin? A estas alturas seguro que sí. Es más, es posible que conozca a alguien que haya comprado, con mayor o menor fortuna, bitcoins. Exponente principal de las monedas virtuales, las criptomonedas, el bitcoin inunda hoy la literatura financiera de millones de páginas en internet.

Hacía tiempo que una moneda no suscitaba tanto interés. Ni siquiera la creación del euro generó tanta información como se produce actualmente sobre el sistema Bitcoin y el resto de las monedas virtuales. Dentro de poco el universo de las criptomonedas será más difícil de ilustrar en una infografía que el reparto de las ocho temporadas de Juego de Tronos. Ethereum, Litecoin, Monero, IOTA o Dash son otros compañeros de baile de Bitcoin que han compartido su auge especulativo.

Bitcoin. Domestica tu Economía

Según marketcap.com, la capitalización de mercado de las criptomonedas ha superado los 300.000 millones de dólares. Hoy, los expertos tienen identificadas más 1.400 criptodivisas. Nadie se escapa a la fiebre de la criptomoneda: grandes multinacionales como Kodak, españolas como la cadena de restaurantes Nostrum…

Al calor de las nuevas tecnologías, se ha generado una auténtica fiebre del oro por atesorar bitcoins de la que no han escapado, empresas, inversores, famosos y jóvenes empresarios. La mayor parte de sus defensores señala, para transmitir su entusiasmo por del bitcoin y las demás criptomonedas, las historias de éxito que se han forjado alrededor de las monedas virtuales.

En definitiva, nos encontramos con fortunas que se han creado sin esfuerzo de la noche a la mañana. Inversores atípicos que tuvieron la oportunidad de comprar una utopía que simbolizaba el “millenialismo” financiero y que, tras unos años de letargo, pasaron de ser inversores visionarios a millonarios que figuran en los rankings reales de Forbes.

Bitcoin o ¿ganar dinero sin esfuerzo?

La duda crece, pero no disipa la calentura del bitcoin

En la otra cara de la moneda tampoco faltan los fracasos y las sombras de la industria de las criptomonedas. Advertencias, al fin y a cabo, para navegantes en las que destacan los negocios ilegales y la posibilidad de perder todo el capital invertido por:

  • Negligente operativa.
  • Un fallo o ataque tecnológico.
  • La pérdida de un disco duro.

Las criptomonedas no existen físicamente, no se tocan, no se guardan en el bolsillo o en la caja fuerte. Son códigos digitales que se alojan en un disco duro y se intercambian a través de una aplicación, un programa informático. Es curioso que un sistema de verificación de transacciones global como blockchain, que se supone más barato y tan seguro como el de las centrales de balances, tenga entre sus principales vulnerabilidades las debilidades del soporte digital del propietario del capital.

El Consejo del Sistema Financiero de Japón reconoció el pasado 1º de abril a las criptomonedas como método legal de pagos. Todo un trampolín para el despegue del bitcoin unos meses más tarde. Sin embargo, el Banco de España y la CNMV han advertido recientemente ante las expectativas que siguen generando ante las criptomonedas. No son los únicos, el regulador de Estados Unidos, la SEC, ha señalado que las ofertas de compra de las criptomonedas (ICO, por sus siglas en inglés), no dejan de ser OPAs cuya información debe ser regulada. El todavía vicepresidente del BCE, Víctor Constancio, definió a las criptomonedas como “tulipanes”, días después del colapso del bitcoin, que le llevó a perder un 50% de su valor en dólares en un día. Muchas empresas que aceptaron en su momento pagos en bitcoins, alentadas por la revalorización del activo, dieron marcha atrás tras la debacle de finales de año:

  • Microsoft, Steam son algunos ejemplos de grandes compañías que han dejado de aceptar el bitcoin como método de pago. La empresa de fundada por Bil Gates llevaba aceptando pagos en bitcoin desde marzo de 2014.
  • Visa ha suspendido las compras o los pagos en bitcoin con sus tarjetas de crédito.
  • Ni siquiera The North American Bitcoin Conference, unos de los eventos principales a nivel global sobre las criptomonedas, acepta ya bitcoin como método de pago.

El auge y la caída del bitcoin pone en tela de juicio las bondades de las criptomonedas, pero tampoco puede afirmarse que no sirvan para nada. En “Domestica tu Economía” ya hemos aportado nuestro granito de arena sobre el fenómeno Bitcoin. No obstante, conviene insistir en ciertas ideas para comprenderlo mejor y no puedo sustraerme a recopilar en el final de este post dos textos de lectura recomendada para quienes se adentren en el mundo de las criptomonedas que se resumen los siguientes puntos:

  • El bitcoin es un activo financiero: “Algo que la gente compra no para usarlo sino para esperar que se revalorice. […] Un bitcoin representa un bitcoin. Su precio elevado depende de su escasez y de la avidez de los inversores. Su valoración se asemeja, en caso de parecerse a algo, a la de una startup: el inversor compra una idea.” (Nuño Rodrigo – Lealtad 1).
  • Si ganas dinero, tienes que pagar a Hacienda: “Y pese a que existe un falso mito sobre la dificultad que tiene hacienda para localizar e identificar las operaciones en estos activos digitales, la realidad es muy distinta y para este 2018 Montoro ha anunciado planes de inspección sobre los criptoactivos” (Javier Molina – De vuelta).
Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

5 + 6 =


Check Also

Las claves para el calendario económico 2018

El calendario económico 2018 empieza con buenas y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street