Las prácticas no remuneradas de los becarios cotizarán a la Seguridad Social

Las prácticas no remuneradas de los becarios benefician a éstos en términos formativos, pero desde el pasado día 1 de enero también lo harán desde un punto de vista fiscal, ya que entró en vigor una de las medidas aprobadas en la pasada reforma de las pensiones, y dichas prácticas cotizarán y se tendrán en cuenta de cara a la futura jubilación de los estudiantes.

De este modo,  miles de estudiantes de Formación Profesional y universitarios empezarán a cotizar a la Seguridad Social  este 2024 mientras realizan sus prácticas obligatorias y necesarias tanto para obtener su título como para su formación académica. Un importante avance en la protección de los más jóvenes en materia laboral.

El coste de esta cotización será asumido por diferentes instituciones. La Seguridad Social bonificará a las empresas el  95% de las cotizaciones y el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes financiará el 5% restante en 2024. Así, el gasto medio por estudiante que deberán asumir las comunidades autónomas será de unos 18 euros por año.

No generan paro

Aunque estas prácticas cotizarán y, por lo tanto, generarán derechos sociales del trabajador de cara al futuro, estas actividades laborales y formativas no disfrutarán de la protección del desempleo. Es decir, con el trabajo en prácticas, remunerado o no, no se genera derecho a paro. Así mismo, tampoco disfrutarán de la cobertura del Fondo de Garantía Salarial y por Formación Profesional, ni aportarán al Mecanismo de Equidad Intergeneracional. En cuanto a las prácticas no remuneradas, se excluirá también la protección por la prestación de incapacidad temporal derivada de contingencias comunes. Por ejemplo, las bajas laborales por enfermedad.

Cotización

Las prácticas no remuneradas cotizan de un modo especial. Cada día de éstas es considerado como 1,61 días cotizados, sin que pueda sobrepasarse el número de días del mes correspondiente.

La nueva normativa contempla que también puedan beneficiarse de este nuevo sistema los antiguos becarios, que podrán suscribirse a un convenio especial para cotizar los períodos de formación realizados antes de la entrada en vigor de esta norma, y hasta un máximo de cinco años.

Hasta el momento, en España los becarios ya cotizaban en el caso de las prácticas remuneradas, entre 60.000 y 100.000 personas de media mensual, según datos de CCOO.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Actualidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Renta 2023/2024: ¿Cuáles son las deducciones y desgravaciones?

Como cada año, puntualmente, llegará en breve la ...

Economía en Cine & Libros