Tipos de cheques bancarios: dinero de papel como alternativa al efectivo

El dinero puede adoptar muchas formas. El efectivo es la más obvia y habitual, pero también podemos hacer transacciones económicas sin utilizar metálico, y el cheque es una de esas opciones. Pero hay muchos tipos de cheques distintos. Veamos cuáles son y en qué consisten.

Hace unos días explicábamos en Domestica tu economía qué es y cómo utilizar un cheque bancario, de manera que podamos cobrar o pagar cantidades de dinero, y completar así operaciones económicas, sin tener que manejar efectivo. Hoy veremos cuáles son los tipos de cheques bancarios existentes, pues los hay de diversos tipos, y hay que saber en qué momento pueden utilizarse los unos o los otros de la manera más conveniente.

Hay muchos tipos de cheques bancarios como alternativa al dinero en efectivo

Tipos de cheques

Al portador. Este documento no especifica el nombre de quien debe cobrarlo en el espacio donde se indica el beneficiario. En caso de pérdida del cheque, cualquier persona que lo encuentre podrá cobrarlo sin necesidad de identificarse. Aunque por lo general en la oficina bancaria donde se cobre les solicitarán su documento nacional de identidad y su nombre, que será apuntado en el reverso del cheque. Esto ayudaría a identificar a quien ha cobrado, pero aunque no le perteneciera, lo cierto es que, cuestiones morales aparte, no habría hecho nada ilegal, pues literalmente era “el portador” del cheque.

Nominativo. Al contrario que el anterior, el cheque nominativo sólo puede ser cobrado por la persona que figura como beneficiaria del mismo presentando una documentación identificativa oficial (DNI).

Conformado. Este tipo de cheques son una garantía para sus beneficiarios. La entidad bancaria que ha de abonarlo asegura a quien lo va a cobrar que quien expide el cheque tiene fondos y que, por lo tanto, se pagará.

Cruzado. Cuando un cheque tiene en el anverso dos líneas rectas paralelas y una diagonal indica que únicamente puede ser depositado en la cuenta de una entidad bancaria, y por lo tanto cobrado a través de ella, y nunca en efectivo.

Para abonar en cuenta. Es un documento prácticamente igual que el anterior, pero no lleva las líneas en el anverso para dejar constancia de que no se puede cobrar en efectivo, sino que es necesario depositarlo en una cuenta bancaria, pues ya está concebido para ello y así consta en el propio documento.

Cheques de viaje. Son aquellos emitidos por bancos o cajas y otros intermediarios financieros reconocidos, como American Express, MasterCard o Visa, que pueden canjearse por dinero en efectivo en otro país o bien utilizarse como medio de pago. Es una manera de viajar sin efectivo, aunque a todos los efectos están considerados dinero por las autoridades y sometidos a los mismos controles. Es decir, también existen límites en los cheques de viaje cuando se viaja al extranjero para controlar la evasión de capitales.

Bancario. Quien firma estos cheques es la misma entidad bancaria que debe abonarlo, y es ésta la que garantiza el cobro al librado. Para pagar con cheque bancario no es necesario disponer de cuenta en la entidad, ni tampoco de chequera, ya que es el banco quien emite el cheque y éste se paga con dinero de las cuentas del banco.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

4 + 1 =


Check Also

¿Qué es el cheque familiar? ¿Quién puede beneficiarse y cómo solicitarlo?

No hay alegría mayor que tener un hijo ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street