Haber hecho la mili te ayuda a anticipar la jubilación

Durante décadas, miles de jóvenes españoles sin ínfulas militares se preguntaban para que servía hacer la mili cuando eran llamados a filas. Pues bien, mira por donde, esta podría ser la respuesta: haber hecho la mili o en su defecto la objeción de conciencia puede ayudarte a anticipar la jubilación.

Los que hicieron la mili o la prestación podrán computar los meses como cotizados

El tiempo dedicado al servicio militar o a la prestación social sustitutoria computa a efectos de vida laboral. Así lo recoge la Ley 27/2011 de 1 de agosto sobre actualización, adecuación y modernización de la Seguridad Social, en su disposición adicional 28ª. Aunque no puede contabilizarse en los casos de la jubilación ordinaria sino sólo para solicitar la jubilación anticipada, voluntaria o forzosa, antes de la edad reglamentaria, que desde este año 2020 se ha establecido en 65 años y diez meses.

La mili cuenta como tiempo cotizado por un máximo de un año, y por lo tanto beneficia a aquellos a los que les reste como mucho 12 meses para alcanzar el periodo exigido de cotización en la jubilación voluntaria o en la forzosa por EREs o despidos por razones económicas, organizativas o de producción.

En cualquier caso, para jubilarse siempre hay que acreditar un periodo mínimo de cotización efectiva en la Seguridad Social, y es ahí donde pueden ayudar los meses dedicados al ejército o a prestaciones sociales.

Cómo solicitar nuestro historial en la mili

Para solicitar nuestro historial en el servicio militar o en la prestación social hay que acudir a la Subdelegación de Defensa de cada Comunidad Autónoma, donde se tramitará y se solicitarán las documentaciones necesarias a los archivos correspondientes.

Si el interesado dispone de la cartilla del servicio militar, que le fue entregada al finalizar su estancia en el ejército y que, popularmente, era conocida como “la blanca”, bastará que la presente junto a su DNI, y el certificado se expedirá al momento o en pocos días. En cambio, si hemos extraviado la cartilla, Defensa se encarga de los trámites, que se dilatarán en el tiempo un poco más.

El servicio militar obligatorio desapareció en España el año 2001, momento en que se profesionalizó el ejército. En ese momento la duración de la mili era de nueve meses. Hasta 1969 duraba dos años; de 1970 hasta 1984 osciló entre el año y medio y los 15 meses; en 1985 duraba 13 meses; y de 1986 a 1991 fue de un año. En cualquier caso, recordemos que la mili computa como máximo por 12 meses de cotización en la Seguridad Social.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

6 + 3 =


Check Also

Normas para la prevención de infección por Coronavirus en empresas no sanitarias que sigan en activo

A pesar de la suspensión de la actividad ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Película sobre las consecuencias del paro de larga duración
La nueva película sobre el mercado laboral de Ken Loach
Imagen promocional de la película Abuelos
Steven Soderbergh aborda el tea de los papeles de Panamá
Una serie sobre magnates financieros
La obra más aclamada de Santiago Lorenzo
Un documental de HBO
Niall Ferguson repasa la historia del dinero.
La serie de la Fox se enmarca en una gran discográfica de hip hop.
Cartel de la serie documental de Netflix
La película sobre el Brexit
El diccionario permite a los consumidores entender la letra de los contratos de las aseguradoras.
Un libro de Fernando Trias de Bes
Protagonistas de la serie Ballers