Sareb, ¿qué es el “banco malo”?

Se ha hablado mucho de la Sareb en las últimas semanas. El “banco malo”, le llaman. Una entidad con decenas de miles de viviendas que ahora el gobierno quiere movilizar para destinarlas a alquileres a precios asequibles. Pero, ¿qué es todo esto? ¿Qué es la Sareb? ¿Por qué es un “banco malo”? ¿Por qué tiene tantas viviendas y por qué el Gobierno puede actuar sobre ellas? Vamos a responder por partes.

¿Por qué a la Sareb le llaman el banco malo?

Lo primero que hay que explicar es lo que es la Sareb. Se trata de una sociedad fundada en 2012, en plena crisis inmobiliaria, tras un acuerdo entre las autoridades españolas, europeas y la banca, con el fin de crear una entidad que se encargase de gestionar y vender los inmuebles y préstamos de las entidades financieras rescatadas.

Aquella operación, financiada  con emisiones de deuda avalada por el Tesoro Público, costó más de 50.000 millones de euros, con los que se compraron las viviendas embargadas por las entidades bancarias frente a los impagos de sus promotores o propietarios, pero que ahora las lastraban a ellas mismas por su enorme volumen pasivo.

El accionariado de la Sareb, que ahora era la propietaria de todas esas viviendas, era al 54’1% de bancos y aseguradoras, y al 45’9% del Gobierno. Algo que ha cambiado recientemente, con la compra de un porcentaje por parte del Ejecutivo para superar el 50% y poder así imponer una cierta labor social a la Sareb como herramienta de vivienda pública. De ahí, el reciente anuncio del Gobierno de España de poner a disposición de la vivienda pública un gran número de los mencionados inmuebles.

Y ¿por qué se le llama “banco malo”? Pues lo cierto es que es algo así como un apodo popular, ya que la Sareb ni siquiera es un banco. Lo que ocurre es que esta empresa adquirió los activos tóxicos de los bancos y cajas de ahorro (créditos impagados, viviendas sin construir, promociones quebradas…) para sanear las cuentas de dichas entidades. Y por lo tanto, las posesiones de este organismo son pisos, casas, solares, promociones a medio hacer y activos similares que sus dueños no pudieron pagar, y ese origen “dramático”, consecuencia de la crisis, le valió el apelativo de “banco malo”.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Economía fácil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Renta 2023/2024: ¿Cuáles son las deducciones y desgravaciones?

Como cada año, puntualmente, llegará en breve la ...

Economía en Cine & Libros