¿Qué ocurre cuando fallece el titular de una hipoteca?

Las hipotecas están estos días en boca de todos, pues el incremento continuado del EURIBOR puede significar subidas realmente importantes en las cuotas de los hipotecados a tipo variables. Pero hay otras cuestiones que no todo el mundo tiene claras, o que ni tan solo se han planteado nunca, como por ejemplo lo que ocurre cuando fallece el titular de una hipoteca. Veámoslo.

¿Qué hacer cuando fallece un familiar con hipoteca?

Al fallecer una persona titular de un préstamo hipotecario, la deuda pendiente pasa a formar parte del legado patrimonial que podrán recibir o rechazar sus herederos. Y así, una vez aceptada la herencia, ésta se constituye como comunidad de bienes hasta que se acuerde la partición y adjudicación de la misma.

Hay que recordar que las deudas también se heredan, y que durante este trámite se mantienen inalteradas. De hecho, se mantendrán las mismas condiciones que en su día se establecieron en el contrato de préstamo hasta que se termine de pagar el importe pendiente. Los intereses, el plazo de vencimiento, los gastos asociados de la hipoteca, etc., no varían.

Herederos

La deuda no puede ser asumida por un solo heredero. La entidad financiera que hipotecó al finado en vida debe incorporar a todos los beneficiarios de la herencia en la titularidad del préstamo hipotecario, tal y como marca la ley. Y es que ésta especifica que los herederos se subrogarán en todas las deudas del fallecido. Aunque siempre se puede negociar con la entidad y llegar a un acuerdo en el caso que los herederos hayan acordado que alguno de ellos asumirá la deuda.

Cuando los herederos deciden asumir la deuda hipotecaria, la entidad no debe ni puede exigir garantías adicionales o la contratación de nuevos productos en los casos en que todos los herederos existentes (sean uno o varios) se hagan cargo de la deuda. Solo en el caso, antes expuesto, de que se llegue al acuerdo con uno de ellos para que asuma la deuda en solitario, la entidad podrá exigir garantías adicionales.

Ante cualquier duda, los deudores hipotecarios pueden apelar al código de buenas prácticas bancarias que la mayoría de las entidades financieras españolas han rubricado, y que existe desde 2012.

Otras circunstancias que afectan a las hipotecas son las separaciones o la muerte de la pareja. Si quieren información al respecto la encontrarán en este enlace.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More By redacción DTE
Load More In Economía fácil

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Diferencias entre tarjeta de crédito y de débito

Todos llevamos en la cartera alguna tarjeta bancaria. ...

Economía en Cine & Libros

pombo