La casa Gucci, la fortuna detrás del crimen

Detrás de cada gran fortuna se esconde un crimen, dijo en cierta ocasión Balzac, y no será la historia de La casa Gucci la que le contradiga. El dinero, tanto por el poder que conlleva como por la preeminencia social que brinda, es tan adictivo como controvertido, y una vez en la partida no es fácil abandonar, y menos hacerlo impunemente y sin consecuencias personales y socioeconómicas, pues el número de implicados/damnificados  suele ser proporcional al volumen de la fortuna referida. Y la historia de la dinastía italiana que forjó un imperio en el mundo de la moda tiene todos los ingredientes, morbo y sangre incluidos, para convertirse en uno de esos documentos de ficción, inspirados en hechos reales, que superan ampliamente los excesos de la imaginación.

En manos del irregular, pero casi siempre interesante Ridley Scott, la crónica familiar de los Gucci renuncia al convencional tono de hagiografía adaptado para narrar  la trayectoria de algunas dinastías insignes, y apuesta por mostrar la parte más humana, vulnerable, defectuosa de los miembros de un linaje que distaron mucho de ser ejemplares ni como personas ni como empresarios de éxito internacional. Una lástima que el cineasta no optara por recursos narrativos más afines al thriller o el drama criminal, que ciertamente resultan menos creíbles y se alejan de las pretensiones documentales, pero que aligeran los relatos en términos de entretenimiento. Algo que le hubiera ido muy bien a un film que, en sus más de dos horas y media de metraje, acaba resultando algo denso y falto de emoción. Tenía todas las bazas para derivar en una vertiginosa película tan intensa como emocionante, pero acaba por convertirse en una biografía más sobre como el dinero puede pudrir los más sólidos cimientos de cualquier estirpe. Y así las cosas, la sensación es la de haber desaprovechado un material impagable para acabar haciendo otro producto anodino y reciclable, como hay tantos. Un desperdicio, sobre todo si se tiene en cuenta el magnífico reparto con el que cuenta, y cuyo trabajo pasará tan desapercibido como el film.

La película puede verse actualmente en la plataforma Amazon Prime.

Título: La casa Gucci

Director: Ridley Scott.

Intérpretes: Lady Gaga, Adam Driver, Al Pacino, Jared Leto, Jeremy Irons, Salma Hayek.

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

Check Also

La franquicia de los Lakers, o el sueño de un emprendedor insensato

Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers ...

Economía en Cine & Libros

Imagen promocional de StartUp