Ideas para disfrutar de un verano en casa

¿Quién ha dicho que un verano sin hacer una escapada sea sinónimo de aburrimiento? Se acercan las vacaciones y, una vez más, toca organizar días libres de nuestros hijos fuera del periodo escolar.

Y es que las vacaciones de verano no implican, necesariamente, salir de viaje; más aún en periodos de recorte presupuestario. Ahora, planificar un verano divertido con los más pequeños y sin salir de casa, ya es posible.

Este periodo es un buen momento para disfrutar en familia cuando los adultos también están de vacaciones. Por eso, hay que aprovechar para organizar planes juntos y afianzar, así, la relación entre padres e hijos. Es hora de dejar volar la imaginación y proponer algunas actividades a los niños con el fin de mantenerlos entretenidos.

Hay que evitar que abusen del televisor y las consolas, porque aunque no sea necesario prohibirlos en su totalidad, se debe combinar con otro tipo de ocupaciones. Lo conveniente es incitarles a hacer manualidades potenciando, así, sus habilidades artísticas, leer cuentos infantiles para enriquecer su vocabulario, inventar juegos novedosos o crear un mundo de fantasía en el que los pequeños puedan desarrollar su ingenio y creatividad.

Pero si lo que se prefiere es salir de casa, los ayuntamientos de las ciudades suelen  organizar atractivas actividades dirigidas al público infantil. Sólo es necesario acercarse al área de cultura o visitar los blogs y páginas webs de cada consistorio en busca de la idea que más llame nuestra atención. También existen numerosos portales web especializados dirigidos a padres y madres que ofrecen infinidad de ideas para disfrutar con sus retoños.

Otras interesantes sugerencias son las que facilitan de forma gratuita los centros culturales, asociaciones o colegios, donde podrás encontrar cuentacuentos, talleres de pintura o representaciones de teatro.

Ideas para disfrutar de un verano en casa

Diversión para todos gracias al agua

Para los que opten por disfrutar del aire libre y deseen aprovechar los días en los que luce el sol, la piscina, el río o la playa son los lugares favoritos de los niños cuando el calor aprieta.

Si el tiempo no acompaña, el senderismo es una buena opción para los días nublados. Y es que fomentar el ocio activo entre los más jóvenes es una práctica fundamental, ya que los niños necesitan mantener su cuerpo en movimiento para gastar la energía sobrante.

Salir un día al campo o al bosque puede suponer toda una aventura para ellos. El entorno con la naturaleza despierta su curiosidad al descubrir pequeños animalitos, plantas silvestres, el aire fresco de la montaña o los vivos colores de los árboles. Además, puede servir de excusa para concienciarles en la importancia del respeto al medio ambiente.

Los fanáticos de las bicicletas también pueden aprovechar la ocasión para disfrutar de un día sobre ruedas. Para ello no es preciso salir de la ciudad si no se desea, pues los carriles bici y los parques suelen estar perfectamente acondicionados para pedalear. En los pueblos, tal vez, el abanico de posibilidades sea más amplio, ya que cualquier sendero poco transitado puede servir.

Con este sinfín de económicas propuestas, seguro que el verano se hace más ameno y, una vez pasada la temporada alta, quizás se pueda organizar un pequeño viaje en familia.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"