¿Es lo mismo crédito y préstamo?

Es probable que los ciudadanos de a pie, con conocimientos financieros básicos, hayamos empleado en alguna ocasión los términos ‘crédito’ y ‘préstamo’ como sinónimos y de manera indistinta. Sin embargo, debemos saber que existen notables diferencias entre ambas expresiones. Son términos muy presentes en las conversaciones del día a día, como por ejemplo cuando hablamos de “los préstamos hipotecarios” que tanto nos preocupan. Por eso, es conveniente conocer al detalle las diferencias entre estos dos conceptos antes de recurrir a una entidad y solicitar uno u otro.

Crédito o préstamo

Lo primero es conocer los significados de cada una de estas operaciones.

  • El crédito es un límite de dinero que concede la entidad financiera a la persona que lo solicita depositando el capital en una cuenta de crédito.
  • El préstamo, por su parte, es una operación mediante la cual la entidad entrega al cliente una cantidad fija de dinero que será amortizada de manera periódica.

Una vez tenemos claro el significado de crédito y préstamo debemos plantearnos una serie de cuestiones básicas que nos ayudarán a decantarnos por una forma u otra de vincularnos con la entidad.

  1. ¿Cómo se pagan los intereses? En el préstamo, los intereses se pagan por la cantidad total del dinero prestado en un plazo determinado, mientras que en el crédito se paga por el capital que se haya dispuesto. Si no se ha utilizado nada, no se pagarían intereses ni comisiones. Normalmente, los intereses de un préstamo son más bajos que los de un crédito.
  2. ¿Cómo y cuándo tengo disponible el dinero? En el caso del préstamo, la cantidad total concedida se ingresa en la cuenta del cliente una vez se haya formalizado el contrato del mismo. En el crédito, el banco entrega parcialmente el capital hasta el límite que se haya fijado.
  3. ¿Cuáles son los plazos de devolución? Existe la posibilidad de renovación y ampliación en el crédito una vez haya vencido. Por el contrario, en el préstamo no se admite renovación, sino que ha de ser pagado en el plazo marcado en el contrato.
  4. ¿Para qué se solicitan? Generalmente se recurre a los préstamos para realizar el pago de bienes durables. Por el contrario, cuando se solicita un crédito, suele ser para hacer frente a algún gasto inesperado (necesitas cambiar tu lavadora o tu coche, etc).
Compartir este artículo
Load More Related Articles

Comentarios cerrados.

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"