Reciclar basura nos ayuda a conseguir dinero extra

Los objetos de casa que ya no utilizamos pueden volver a tener valor. Los podemos vender a profesionales que recogen y trabajan con residuos y así obtener un dinero extra.

Cuántas veces nos quejamos de que tenemos los armarios de casa llenos hasta los topes de cosas que ya no usamos. Y no digamos de los camarotes o trasteros, que acumulan cachivaches llenos de polvo que guardamos no se sabe ya muy bien por qué. A toda esta “basura”  podemos sacarla  partido y obtener un beneficio que nos ayude en nuestra economía doméstica. ¿Cómo? Reciclándola y vendiéndola a empresas o particulares que se dedican al negocio de la reutilización de residuos.

Los móviles viejos, el ordenador que se nos ha quedado desfasado y que queremos cambiar por otro nuevo, las radiografías que nos hicieron siendo niños, los cables que tenemos guardados en cajas y que nunca utilizamos pueden tener una “segunda oportunidad” en el mercado. Y es que lo que nosotros consideramos como basura para otros es la materia prima con la que trabajar.

En la actualidad, hay empresas y particulares que han hecho del lema “reducir, reutilizar y reciclar” (sobre todo de estas dos últimas “r”) su modo de ganarse la vida. Esto se demuestra por la cantidad de contenedores que se ubican en nuestras calles, barrios, pueblos y ciudades para que los vecinos depositemos papel, plástico, aceite y cristal, entre otros. También por los puntos limpios o puntos verdes donde podemos llevar residuos de mayor volumen, como electrodomésticos usados por ejemplo.

Reciclar basura

Vender lo que nos sobra

Los ciudadanos de a pie nos podemos beneficiar de esta práctica empresarial del reciclaje y reutilización que nos aporta dinero extra, nos ayuda a realizar una buena limpieza de trastos viejos e inservibles para nosotros y, de paso, ayudamos al medio ambiente entregándoselos a profesionales del sector.

Buscar un comprador para los residuos que tenemos en casa es relativamente sencillo. En los paneles informativos que encontramos por la calle suele haber carteles de “compro ….”, también en los anuncios por palabras de periódicos. Y en algunos barrios y localidades todavía es posible escuchar la llegada por los altavoces del vehículo de los chatarreros.

Las nuevas tecnologías también ayudan. Así, buscando por internet anuncios de “vendo ordenador”, “qué hacer con tu móvil usado”, “comprar metal y chatarra” por ejemplo podemos obtener los datos de contacto que necesitamos.

¿Qué artículos podemos vender?

Hay un buen número de productos y cacharros que tenemos en casa que se pueden vender, el problema está en que a veces se necesita acumular un gran número de unidades para que la venta nos resulte rentable a nosotros y también para el particular o empresa que se tiene que acercar a casa para recogerlos. Es el caso del aceite usado de cocina que interesa a las empresas de biodiesel, o el papel o el metal.

Por poner unos ejemplos prácticos, podemos acudir a empresas que recogen a domicilio el aceite usado y que dan por él unos 0,12 euros por litro pero suelen exigir un mínimo de100 litros. En cuanto al papel de periódico y revistas, estos profesionales pueden ofrecer 40 euros por tonelada. Nos podemos imaginar cuánto espacio necesitamos para acumular estas cantidades.

Bastante más sencillo y cómodo nos puede resultar obtener dinero por nuestros móviles usados, aparatos informáticos, cables, objetos de metal y radiografías.

Móviles. En algunas ocasiones dando el viejo terminal al comprar uno nuevo podemos obtener descuento. También podemos venderlos por internet y en tiendas físicas.  El  precio dependerá del estado de conservación del móvil y de los años que tenga.

Dispositivos informáticos. Podemos vender impresoras, los cartuchos de tinta, los monitores o las CPU, entre otros. Y es que existen empresas que se dedican a arreglar equipos que pueden necesitar piezas sueltas y que compran este tipo de productos y también empresas de reciclaje que aprovechan los distintos componentes (cableado, plástico, cristal…) para reutilizarlo.

Cables y objetos de metal. El valor de los cables reside en el cobre, un metal muy apreciado y que tiene gran salida en el mercado. Además, si se venden sin carcasa su valor se incrementa. Por su parte, los objetos de metal se pueden vender al peso y su precio depende del material con el que estén fabricados (plata, bronce, hierro, aluminio, etc.).

Radiografías. Quién no tiene en casa radiografías que tienen varios años. Podemos sacarlas partido porque de ellas se obtiene plata. Para tener un kilo de material que se pueda reciclar se necesitan unas quince a veinte radiografías y de ahí se sacan unos seis gramos de plata.

Con lo que tenemos guardado en casa y no utilizamos podemos obtener un dinero extra que nos vendrá muy bien para superar la cuesta de enero, comprarnos algo más en rebajas, darnos un pequeño capricho, o ayudar a nuestra economía doméstica en estos tiempos en los que la mayoría tenemos que apretarnos un poco más el cinturón.

Otros artículos de interés:

Compartir este artículo
Load More Related Articles

Check Also

Precauciones básicas para las compras online

Cada vez es más habitual, por cómodo y ...

¡No te pierdas nada!

¡Síguenos en Facebook!

Últimos Tweets

Economía en Cine & Libros

Libro de ensayo escrito por Brenda Chávez
El materialismo en la infancia
Libros de Finanzas Personales - Domestica tu Economía
Carátula de El fundador
Tiburones financieros
Una imagen del film Pi, fe en el caos
Frases sobre la economía de grandes pensadores
Una serie televisiva sobre las entrañas de Wall Street
Cartel de "El Contable"